El ajuste nunca llegó a los alquileres del Estado

El gobernador Saiz lo anunció en marzo pero hasta ahora la provincia sigue pagando alquileres. Transporte tiene su edificio nuevo y no se muda porque faltan los muebles nuevos.

VIEDMA (AV).- Nunca llegó, al menos hasta ahora, el recorte en alquileres planteado por el gobernador Miguel Saiz en su decreto de fines de marzo. Transporte mantiene un edificio alquilado, mientras que su flamante sede sigue desocupada, desde hace varios meses. La respuesta oficial: no hay traslado porque no se pueden comprar muebles por las restricciones, entonces se sigue gastando más en alquileres.

El Estado provincial ya pagó en lo que va del año más de 4 millones, cuando en igual período del 2008 rondaba los 2,35 millones. El incremento superó el 70%. Las actualizaciones de los costos nunca pueden explicar semejante crecimiento.

El año pasado, el Estado rionegrino abonó por "alquileres de edificios y locales" algo más de 9,7 millones. Este pago se concentra mayoritariamente en las erogaciones del Poder Ejecutivo. El actual nivel de ejecución indica que se superarán los 12 millones. En el mensaje de ajuste, el gobernador estableció distintas pautas de reducción de gastos públicos. El decreto establece un ahorro en alquileres, pero esa directiva gubernamental no se advierte en las pautas de ejecución del Poder Ejecutivo. El decreto N° 66 de marzo establece que se dejará "sin efecto, las nuevas locaciones de inmuebles, debiendo racionalizarse los espacios físicos existentes en los edificios que actualmente ocupa el Poder Ejecutivo Provincial, e instruir a la Secretaría General de la Gobernación en la creación de una comisión para la renegociación de todos los contratos de locación existentes con el Poder Ejecutivo".

Por el contrario, las decisiones sostienen lineamientos ajenos a cualquier austeridad, incluso de sentido común. Transporte tiene concluida su sede desde enero, pero no se muda porque no tienen nuevos muebles. No los compra por las actuales restricciones y, curiosamente, entonces se sigue malgastando en los alquileres.

La obra de Transporte registró una inversión superior al millón de pesos. Las demoras en ocuparlo fueron admitidas a "Río Negro" por el subsecretario de Transportes de Cargas, Horacio Capó y el director General de Transportes y Aeronáutica, Oscar Villani.

Capó sostuvo que se está esperando la compra de mobiliario desde hace varios meses en el marco de las restricciones presupuestarias. En cuanto a si no se podía realizar igual la mudanza con los actuales muebles con que cuenta el organismo, el funcionario señaló que "se encuentran en pésimas condiciones" lo cual "sería una picardía" para el nuevo lugar "poner algo tan deteriorado".

Indicó además que los problemas de infraestructura son tales que se deben depositar expedientes en el piso. En marzo pasado, el secretario de Obras Públicas, Osvaldo Mildenberger ya emplazó a esos funcionarios para ocupar ese flamante lugar ubicado en Maestro Aguiar y Sarmiento. En ese momento, justificaron las demoras por falta de mobiliario y de un sistema informático acorde a las necesidades del sector. Esa notificación fue un trámite formal después de las dilaciones de Transporte para la ocupación de ese inmueble. Esa misiva expresaba que las instalaciones "se encuentran finalizadas y listas para habitar". La nota indica que se deben "articular los medios para proceder al traslado del personal".

Comentá la nota