Ajustarán controles de menores alcoholizados durante el carnaval.

Prevención. Dependencias municipales se encuentran cerrando los lineamientos de lo que serán los operativos de control. Se reforzará la vigilancia para impedir siniestros y disturbios.
A pocos días del inicio de los tradicionales bailes de carnaval, comenzaron a ultimarse los detalles de lo que serán los operativos para prevenir siniestros y disturbios por excesos en el consumo de alcohol, así como la prohibición de venta de bebidas a menores de edad.

En el mes de febrero los habituales festejos en distintos puntos de la ciudad son la excusa perfecta para mezclar la diversión con el alcohol, y es por ello que desde distintas dependencias municipales se trazaron previamente los lineamientos para impedir las fiestas clandestinas y el alcohol desmedido.

Al ser consultado por EL LIBERAL sobre la cercanía de estas fechas, el responsable de la Dirección de Calidad de Vida de la Municipalidad de la Capital, Sergio Carol, manifestó que “en los próximos fines de semana comienzan estos bailes y es por ello que se trabajará en doble turno, ya que los mismos se inician en horas de la siesta y terminan a la noche”.

Según el funcionario, este horario motiva la asistencia de personas adultas, pero también de una cantidad importante de menores que llegan a estos festejos a disfrutar de la música y las actividades del lugar, por lo que está latente la posibilidad de la venta de alcohol a menores de 18 años.

En tal sentido, Carol sostuvo que “el punto fundamental en los operativos es cuidar que no se le venda alcohol a los menores, y que los adultos no se excedan y provoquen accidentes de tránsito o disturbios irreversibles”.

Se supo que a pesar de que solamente quedan días para el inicio de las tradicionales fiestas de carnaval, hasta el momento ningún propietario de locales bailables se acercó a la dependencia municipal para solicitar autorización y habilitación del lugar a utilizar.

Al respecto, Carol consideró que “es una realidad de todos los años que los responsables de estas fiestas lleguen durante los últimos días a solicitar los permisos, e incluso algunos lo hacen después que los promocionaron públicamente”.

Comentá la nota