Ajustan el presupuesto y reparten el impacto entre los tres poderes

Quedarán ratificadas las tasas originales de inflación y crecimiento. Pero recortarán los 670 millones de pesos que se pensaban recaudar con la reforma tributaria. Representará un 13% menos de recursos para cada poder del Estado.
El Ministerio de Economía esperaba remitir esta tarde a la Legislatura una reformulación del proyecto original del presupuesto provincial 2009. En diálogo con El Litoral, el titular de la cartera, Angel Sciara, advirtió que no se modificarán las pautas macroeconómicas con las que se redactó el mensaje original -inflación y crecimiento-, pero dijo que sí se recortará el gasto, en virtud de los recursos adicionales que estaban previstos por la fracasada reforma tributaria.

“Estamos elaborando el texto para incorporar dos o tres artículos al proyecto enviado. Lo que haremos es ajustar recursos y recomponer la estructura de los gastos en función de la nueva estimación. Esto significa disminuir recursos en 671 millones de pesos, que es lo que se había incorporado como resultado de la reforma impositiva. Al ser rechazada, disminuimos este monto que significa una reducción de 181 millones para municipios y comunas, y 490 millones para la administración de los tres poderes”, dijo el ministro.

Sciara sostuvo que la decisión del gobierno fue “prorratear” la disminución de recursos entre los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

“Lo que haremos es dividir la reducción entre los tres poderes, tratando de garantizar algunos gastos como el pago de salarios, y recomponiendo el superávit para no impactar en demasía sobre los gastos corrientes, en un momento en el que prevemos que dada la recesión, tendremos demandas que habrá que satisfacer para no alentar más la caída”, señaló.

El funcionario insistió en resaltar que el ajuste “será para todos igual”, y en términos numéricos, adelantó que el impacto será de “un trece por ciento” menos de recursos para cada poder.

El recorte

Respecto de los proyectos que quedarían congelados como consecuencia del recorte de fondos, el ministro dijo que se garantiza la masa salarial en todos los casos, pero aclaró que cada Ministerio y Poder deberá decidir dónde aplica las restricciones.

“Dejamos que cada ministro, que sabe cuáles sus prioridades, acomode esta disminución en función de la programación de su gasto tanto corriente como de capital”, comentó.

Respecto del Poder Judicial, por ejemplo, que tiene el desafío junto al Ministerio de Justicia de aplicar el nuevo Código Procesal Penal en 2009, sostuvo que se trabaja para evitar que allí haya dificultades.

“La idea es seguir cumpliendo con esos objetivos, quizá con alguna reprogramación de los mismos, pero sin frenar el cumplimiento de ciertas normas y proyectos que son muy importantes para la gestión y para la provincia”, aseveró.

Respecto de las pautas de inflación y crecimiento, Sciara explicó que no será necesario modificarlas. “Habíamos considerado en su momento un amesetamiento del nivel de la actividad económica, y planteamos un crecimiento del 5% con una inflación del 18%. Para nosotros, lo importante es tener una clara programación de la ejecución del gasto, como muestra de la responsabilidad con la que lo administramos en la crisis”, explicó..

Patente

El ministro aclaró que la reformulación presupuestaria no incluye los recursos extras que podrían surgir del cobro de una sexta cuota de la Patente sobre vehículos. Sciara evitó definiciones sobre el tema; admitió que es una posibilidad que se analiza, pero dijo que antes de tomar una decisión, el tema será estudiado “acabadamente y consensuado con los municipios y comunas”.

Consultado sobre las disidencias que la propuesta ha provocado en el propio Frente Progresista -los diputados radicales ya dijeron que no lo votarán- y que estaría debilitando la posibilidad de que el proyecto se cristalice, el ministro adoptó la postura de técnico.

“Eso deberá resolverlo el diálogo político. Yo puedo contribuir desde el punto de vista técnico y procedimental, pero las decisiones políticas pasan por otro lado”, se desligó.

Igualmente, dijo que es necesario conocer la situación de todos los municipios y comunas. “De las 365 administraciones, no todas están desesperadas ni todas están tan holgadas. Ésta (la sexta cuota) es una manera con la que se pueden afrontar las necesidades, pero si se encuentra otra, bienvenida sea”, concluyó.

Comentá la nota