Aislarán pacientes con dengue en el viejo hospital de niños

Anticipo. En varias provincias se crean centros de aislamiento de pacientes, y en Santiago las autoridades buscan tener todo listo para amortiguar el impacto de un posible nuevo brote, acondicionando el edificio donde los médicos ya lucharon contra la gripe A.

El edificio del viejo hospital de niños será acondicionado para asilar los pacientes de dengue, en caso de un rebrote del virus. El edificio, que ya había funcionado como centro de internación abreviada durante la epidemia de gripe A, será utilizado nuevamente para atender a los enfermos de dengue que deban ser aislados durante el verano.

Así lo especificaron a EL LIBERAL fuentes del Ministerio de Salud, que indicaron que ya están en marcha los preparativos, en función de la experiencia que se tuvo en el invierno, para alistar el edificio de calle Sáenz Peña.

"Esas instalaciones estaban preparadas más para tratamientos respiratorios que para otra cosa, pero será útil adaptarlas para atender a los pacientes en caso de que se presente una situación con mucha demanda de atención", expresaron a EL LIBERAL.

Este tipo de previsiones se están tomando en todas las provincias, pensando no sólo en prevenir el avance de la enfermedad, sino en optimizar los recursos para la atención de los casos que finalmente se presenten. En algunos distritos se trabaja en áreas especiales de aislamiento dentro de los hospitales más importantes, y en otros, como en Santiago, se acondicionan edificios especialmente destinados a este fin.

Al enfermo hay que aislarlo inmediatamente durante "seis o siete días" y, para eso, "necesitamos hospitales con esta estructura", dijo ayer el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Claudio Zin. Allí, el acondicionamiento de los hospitales para tener sectores de aislamiento comenzó en abril de este año.

Durante el último invierno, las autoridades del Ministerio de Salud de Santiago del Estero, limpiaron y acondicionaron el edificio del viejo hospital de niños, luego de que se inaugurara el moderno complejo del Centro Provincial de Salud Infantil, para atender a los enfermos de gripe A que necesitaban internaciones abreviadas y en estado de aislamiento.

Números

La Argentina ha afrontado este año la mayor epidemia de dengue de su historia, que afectó a unas 50.000 personas, causó una decena de muertes y, según los expertos, puede reactivarse en las próximas semanas, tras la llegada de la primavera en el país.

La peor situación se registró en los últimos meses de calor en las provincias del norte del país. En nuestra región se confirmaron "más de 40.000 casos y puede haber próximamente un nuevo brote con el aumento de las temperaturas", tras la llegada de la primavera, explicó a la prensa el presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (Fesprosa), Jorge Yabkowski.

Tras aquella experiencia, las autoridades nacionales y provinciales comenzaron a tomar recaudos para amortiguar el impacto de un nuevo brote. En Santiago se realizaron importantes campañas de concienciación, y trabajos de descacharrado y limpieza comunitaria en los sectores que fueron más afectados con la enfermedad en su momento. l

Comentá la nota