Ese aire corrosivo con olor a huevo podrido

Mientras las placas del cementerio y otros elementos metálicos se deterioran más rápido de lo común, se denuncia el incremento de enfermedades respiratorias. La licenciada en Ciencias Químicas, Liliana Saucede, se refirió al ácido sulfhídrico, el peligro invisible que recorre la localidad.
Con el correr de los años se transformó en una triste característica de la localidad de Jáuregui. El vocabulario doméstico lo vincula con el "huevo podrido" o con la gran curtiembre. Cuando los vecinos dicen que "hay olor a Curtarsa" resulta suficiente para comprender que en Argentina muchas empresas huelen mal.

Para las personas que conviven con esa presencia invisible, el término incluye varias cuestiones que afectan, de manera directa, las condiciones de vida. El aroma no entiende de propiedad privada y desde el espacio público se filtra en los domicilios.

Ese olor es un indicador directo de que algo anda mal en Jáuregui. A pesar de las promesas de mejoras en el proceso productivo de la curtiembre, el día a día de los vecinos indica que los efluentes gaseosos son un verdadero problema que, lejos de solucionarse, se mantiene intacto.

Sin embargo, no se trata sólo del malestar que genera el hecho de estar obligado a convivir con esas emanaciones nauseabundas. Hay datos empíricos que generan preocupación por los efectos en la salud que el olor podría provocar en los seres humanos.

Como se informó en varias oportunidades desde estas páginas, Jáuregui posee una característica particular en materia de ornamentos para el cementerio local: los recordatorios para el campo santo de esa localidad deben ser realizados con una aleación especial, y no con el tradicional bronce cromado, ya que ese metal "adquiere un color negro y se deteriora en muy poco tiempo", según admitió un comerciante del rubro. A esto se suma el deterioro prematuro que sufren las estructuras metálicas, por ejemplo las utilizadas en los techos.

También desde hace tiempo los vecinos denuncian el incremento de enfermedades respiratorias y de la piel. En este sentido, un farmacéutico de la zona confió a este medio que en los últimos años creció la venta de medicamentos relacionados con esos trastornos.

Todas las sospechas apuntan a la presencia de ácido sulfhídrico, elemento relacionado con las curtiembres a partir de la utilización de sustancias derivadas del azufre en diferentes etapas de su proceso productivo. En una entrevista realizada en 2006 por el programa de televisión "La liga", el encargado de Gestión Ambiental de Curtarsa, Raúl Sánchez, expresó que "el olor es propio de la actividad industrial. Se trabaja con cosas orgánicas que desprenden olor". En esa oportunidad, el empleado explicaba que "son olores varios, no se pueden identificar con un solo ácido. Por ahí son sulfuros o se trata de otros gases que no se pueden identificar porque son una mezcla de cosas que hacen salir olores".

UNA MIRADA TÉCNICA

EL CIVISMO dialogó con la licenciada en Ciencias Químicas y docentes de las materias Elementos de Química Ambiental y Fisicoquímica del Medio Natural de la Universidad Nacional de Luján, Liliana Saucede. La profesional se refirió a diferentes características del ácido sulfhídrico y a cómo puede producirse en el ámbito de una curtiembre.

-¿Qué es el sulfhídrico?

-El ácido sulfhídrico es un gas inflamable, incoloro y con un olor característico. Es gaseoso a temperatura ambiente pero también puede existir en forma líquida, comprimido. Desde un punto de vista estricto, cuando es gas se llama sulfuro de hidrógeno y se llama ácido sulfhídrico cuando está disuelto en agua y es cuando tiene propiedades ácidas. Se puede manipular en forma líquida para determinados usos y en estos casos si llega a existir un derrame o un escape y te salpica, puede producir quemaduras en la piel. Lo más usual es que esté en estado gaseoso o disuelto en agua. Se puede producir a partir de muchas fuentes, por acción biológica de microorganismos. Cualquier sustancia que tenga azufre, sulfato, sulfito y sulfuros, puede dar origen al ácido sulfhídrico por acción microbiológica si las condiciones son anaeróbicas.

-¿Cuáles son sus características?

-Tiene dos características que lo hacen muy peligroso. Una que es más denso que el aire. Entonces si en una industria hay depósitos bajo el nivel del suelo y hay una pérdida de ácido sulfhídrico, se va a acumular ahí, por ser más pesado que el aire. Desde el punto de vista de la manipulación y también de su almacenamiento, lo convierte en una sustancia a la que se le debe tener respeto. La otra característica es que tiene un olor espantoso a huevo podrido, eso es muy característico y lo hace detectable en muy pequeñas cantidades. Pero es detectable hasta una concentración de 50 partes por millón. Por arriba de eso ya no se percibe porque se inhibe la capacidad de detectarlo. Es ácido en medio acuoso, es inflamable y es tóxico. Un compuesto de esas características es considerado peligroso.

-¿Cuáles son las fuentes de generación de sulfhídrico?

-Además de las fuentes naturales –como petróleo crudo, gas natural, gases volcánicos y manantiales de aguas termales- también se produce por actividades humanas y también puede producirse como resultado de la degradación bacteriana de materia orgánica. Si trabajo en una fábrica donde hay sulfato de sodio o sulfuro de sodio en bolsas, y por algún motivo se discontinúa su uso en la producción y quedan en depósito, la acción biológica y la humedad producirán sulfhídrico.

Todos los animales, y algunos de los vegetales que tienen proteínas, contienen aminoácidos con azufre. Cualquier animal muerto produce sulfhídrico. Cualquier elemento que tenga azufre, por acción microbiológica, produce sulfhídrico. También se produce sulfhídrico en los basurales y en cualquier pozo donde haya materia orgánica que contenga compuestos con azufre.

-¿Qué papel cumple el sulfhídrico en las curtiembres?

-El sulfhídrico no se usa como tal en curtiembres, lo que sí se usa en determinadas tecnologías, no en todas, es el sulfuro de sodio, que es una sal sólida, como el cloruro de sodio. El problema es que la sal en medio acuoso forma sulfhídrico. En un ambiente reductor, cualquier sulfato puede formar sulfhídrico, el estado más reducido del azufre. El sulfuro de sodio, en medio acuoso, produce sulfhídrico, que es una sustancia tóxica importante.

No soy experta en curtiembres. No obstante, puedo decir que el proceso de curtiembre tiene varias etapas, y en cada una hay dos o tres alternativas a las convencionales. Hay una de las etapas, que es la de pelambre, donde se usa sulfuro de sodio en combinación con cal. El sulfuro de sodio es soluble en agua y los efluentes residuales contienen restos de sales y de sulfhídrico si el medio es ácido. Por eso los efluentes deben ser tratados en forma conveniente. En condiciones anaeróbicas también se puede producir sulfhídrico a partir de restos animales, como ya dijimos. Es importante entonces el correcto acondicionamiento y tratamiento de los residuos.

-¿Cómo se produce la muerte por sulfhídrico?

-La exposición a niveles bajos de ácido sulfhídrico puede producir irritación de los ojos, la nariz o la garganta. También puede provocar dificultades respiratorias en personas asmáticas. Exposiciones breves a concentraciones altas de ácido sulfhídrico (mayores de 500 ppm.) puede causar pérdida del conocimiento y posiblemente la muerte. La bibliografía indica que el sulfhídrico podría actuar sobre las enzimas que catalizan la reacción de la respiración. Desde el punto de vista físico-químico, la respiración es una cadena de transporte de electrones, que se realiza por medio de los citocromos. El par óxido-reductor es el ferroso férrico. El citocromo pasa de reducido a oxidado y el ferroso a férrico, y de férrico a ferroso. Si por algún medio se inhibe la acción de la enzima y se interrumpe la cadena respiratoria, se produce asfixia.

-Los vecinos de Jáuregui indican que las estructuras metálicas se deterioran en un tiempo demasiado corto. ¿Puede existir alguna relación con el sulfhídrico?

-Sí, porque es corrosivo. El sulfhídrico actúa sobre muchos metales. Con uno que reacciona es con el cobre. Hay varios cationes de metales pesados que forman sulfuros oscuros. El cobre es uno de esos metales. El bronce es una aleación de cobre y estaño. El sulfhídrico reacciona con el cobre y lo oscurece por formación del sulfuro de cobre II que es negro.

-Si pasa eso con los metales, ¿qué puede esperar el vecino que respira sulfhídrico?

-No es tan así. El sulfhídrico reacciona con varios metales produciendo sales insolubles, eso es una reacción específica. Nosotros no estamos formados por metales, y el sulfhídrico no reacciona con la materia orgánica. Sin embargo, todas las enzimas contienen cationes, iones metálicos. Si te digo que el sulfhídrico reacciona con varios metales, se podría pensar que probablemente el sulfhídrico puede ser tóxico para el ser humano por reacción con los cationes de las enzimas. Pero no hay relación directa entre lo que le hace a las placas de metal con la salud de las personas. No es que si aspiro sulfhídrico me voy a poner negro por dentro.

Investigación periodística: Nicolás Grande – Horacio Papaleo.

Propiedades físicas y químicas del sulfhídrico

-Es extremadamente tóxico (casi tan tóxico como el cianuro de hidrógeno) y de 5 a 6 veces tan tóxico como el monóxido de carbón.

-Incoloro.

-Tiene olor repulsivo, generalmente comparado con el huevo podrido.

-Forma una mezcla explosiva con una concentración de entre 4.3 y 46 por ciento por volumen. Esto constituye una gama extremadamente amplia. La combustión espontánea se produce a los 500°f (260°c), lo que representa una temperatura de encendido muy baja, ya que una colilla de cigarrillo no fumada está a 450°f y aumenta su temperatura a sobre 500°f cuando se enciende el cigarrillo. Los vapores pueden viajar una distancia considerable hasta una fuente de encendido y luego retroceder con rapidez.

-Arde con una flama azul y produce anhidro sulfuroso (so2), que si bien es menos tóxico que el ácido sulfhídrico, genera irritación en los ojos y pulmones y puede provocar daños serios.

-Es más pesado que el aire. Por lo tanto, se acumula en puntos bajos tales como sótanos.

-Produce irritación en los ojos, garganta y en el sistema respiratorio.

-Es corrosivo a varios metales.

Fuente: www.estrucplan.com.ar

"Vecino de Jáuregui"

Con ese título, el 18 de agosto de 2000 Curtarsa hizo público un documento donde se detallaba una serie de mejoras en el sistema productivo. En uno de los últimos puntos, la curtiembre planteaba que "con el objetivo de mitigar el efecto de los olores en el aire por emisiones esporádicas, Curtarsa ha encarado una importante reforma que consiste en la separación de los dos tipos de flujos de procesos que se generan en la fábrica: de ph ácido y ph alcalino".

En ese sentido, se explicaba que "los líquidos de ph alcalino se someten a un proceso de preoxigenación durante 48 horas en el que se oxidan los compuestos que podrían generar malos olores. En estas condiciones se mezclan con los líquidos de ph ácido y se continúa con el proceso de depuración actual".

"La obra civil y electromecánica representa una importante inversión que Curtarsa efectúa para mejorar cada día la calidad del ambiente. Este proyecto está en su etapa final y los beneficios se podrán apreciar en aproximadamente 60 días", argumentaba Curtarsa en un documento que ya tiene nueve años de antigüedad sin que existan mejoras sustanciales en cuanto a esas emanaciones pestilentes.

Comentá la nota