Aipdi inició la construcción de un centro de día para discapacitados

La fundación de Ayuda Integral para Personas con Discapacidad ha comenzado a edificar en la zona norte un espacio con capacidad para albergar a 40 chicos diferenciados, a fin de brindarles rehabilitación integral. La iniciativa surgió luego de notar la carencia de este tipo de servicio en Pergamino. El proyecto será presentado a empresas.
Ayuda Integral a Personas con Discapacidad (Aipdi) es una nueva fundación que busca concretar en la ciudad un espacio para todas las personas con discapacidad que aún no tienen un sitio para efectuar la rehabilitación correspondiente. En las últimas semanas, luego de que la fundación recibiera la personería jurídica, los miembros se dispusieron a comenzar las obras para la construcción de un centro de día.

El predio elegido se encuentra en la zona norte de la ciudad, más precisamente, en la intersección de calles Savio y Conscripto Silva.

El Diario dialogó con Claudio Forti, impulsor de la iniciativa, y con Paulina Jara, integrante de la organización.

"Pudimos conseguir este terreno en comodato para poder empezar con las obras. Ya estamos muy avanzados. Nuestra idea es hacer en este espacio, primeramente, un centro de día para 40 chicos y después la labor de la fundación estará orientada a la realización del centro educativo terapéutico que es algo tan necesario en la ciudad", comentó Forti.

Entre las colaboraciones que al día de hoy recibe la entidad, Forti destacó su agradecimiento a Sergio Vaquer que es el arquitecto que lleva a delante la obra totalmente ad honórem, y al contador Julio Garuti.

Aipdi se está convirtiendo paulatinamente en una organización modelo, que avanza gracias al aporte de particulares que anhelan darle pronta respuesta a la demanda de muchas familias en tanto los tiempos oficiales se hacen eco de la propuesta. Forti, haciendo alusión al predio informó: "El terreno es mío y lo di en comodato a la fundación porque tenemos un pedido hecho a la Nación pero los tiempos que manejan las autoridades no son los mismos que los nuestros. Efectuamos este trámite y queremos concretar las obras cuanto antes porque sabemos de las necesidades de la gente con discapacidad. Quiero destacar que toda esta iniciativa se logrará bajo todas las normativas vigentes y con el sistema de Prestaciones Básicas para Discapacidad. Toda la obra estará muy bien reglamentada por ello los arquitectos están trabajando en común con la gente de Prestaciones", lo que garantizará de antemano que todas las previsiones edilicias estarán acordes a los requerimientos sanitarios para un óptimo alojamiento y la mejor rehabilitación.

Mutuo beneficio

Actualmente se puede avistar el levantamiento de las paredes. Lo próximo a realizar es el cerramiento del perímetro y la construcción del techo.

Como se dijo, la idea de Aipdi es darle vida al emprendimiento según los tiempos que la realidad requiere y no los que demanda el Estado para extender su ayuda. Por eso la necesidad de obtener ayuda de empresarios y particulares a fin de agilizar la construcción de la obra. Al respecto Forti recordó el doble beneficio que implica para quienes deseen colaborar; por un lado la satisfacción de ayudar y por otro la desgravación impositiva. Así lo explicó: "El aporte de una empresa se desgrava en impuestos por ello aspiramos a contar con toda la colaboración de la gente de Pergamino para que este sueño se pueda realizar en el mediano plazo. En poco tiempo vamos a enviar proyectos a todas las empresas para que ellos estén informados de los objetivos de la fundación. Quienes estén interesados en colaborar deben comunicarse telefónicamente al 15613368 ó 416240. Tenemos la idea de que en los primeros meses del próximo año estaremos dando un gran paso. Aspiramos a que la apertura sea en marzo o abril", comentó Forti.

Una vez que la institución abra sus puertas deberán implementarse ciertas normativas a fin de seleccionar los chicos que serán beneficiados. El servicio será organizado por Paulina Jara, quien señaló al respecto: "Vamos a tener un criterio de admisión para los pacientes que será específico de acuerdo con las patologías y discapacidades y también vamos a ser muy cautelosos a la hora de tomar el personal para armar los equipos de trabajo que realizarán la tarea diaria con los chicos, la misma deberá cumplirse de la mejor manera posible con el requerimiento académico que corresponda y una experiencia previa si fuera posible. Creemos que 20 personas trabajarán dentro de la fundación".

Un servicio que ya está pago

Es importante destacar que la iniciativa surgió al advertir que no existe en la ciudad capacidad suficiente para albergar a los chicos con discapacidades diferentes. En torno a esta cuestión Forti reveló: "Nosotros estamos copiando un modelo de una fundación de San Pedro, que es una ciudad que con 45 mil habitantes tiene un centro para albergar a 208 chicos mientras que en Pergamino no se llega a hospedar a 50 con 120 mil habitantes. Cuántos chicos hoy van a las escuelas Nº 502 ó 503 y luego cuando salen de esas escuelas todo lo aprendido se pierde porque no hay centros de día. Nuestra labor se orienta a cubrir esas falencias. Los discapacitados son luchadores silenciosos pero nosotros sabemos de la cantidad de gente, padres, familiares que necesitan un servicio con estas características que se encuentra pago por la obra social. Eso es muy importante destacarlo. No hacemos esto gratis sino que todos los servicios estarán pagos por la obra social que los chicos discapacitados deben poseer porque hay una obra social que los ampara. Tendremos a cargo del doctor Carlos de Francesco un departamento que se dedicará exclusivamente a hacer valer todos esos derechos que en muchos casos no se cumplen".

Iniciativa

La iniciativa de formar un lugar de estas características fue de Claudio Forti un comerciante pergaminense que comenzó a interesarse en las cuestiones concernientes a la discapacidad por un problema netamente personal.

Bastó su interés por las problemáticas existentes en el ámbito de la discapacidad con las que él y su familia se toparon para que tomara la decisión de empezar a realizar las acciones concretas en pos de la formación de una fundación. En compañía de la directora del Centro de Día San Camilo, Cristina Fernández, y de María José Unno, el iniciador de la idea efectuó una averiguación sobre la cantidad de chicos con discapacidad existentes en la ciudad que no cuentan con un lugar para instalarse.

La idea tiene como objetivo primordial ayudar a las personas con discapacidades propiciándoles un espacio físico y los elementos necesarios para lograr una óptima rehabilitación.

Comentá la nota