Ahuad contrajo dengue y dice que es autóctono

Con los síntomas de la enfermedad, Néstor Ahuad fue internado en una clínica santarroseña y luego derivado a Buenos Aires, donde se le confirmó el diagnóstico y se hizo la denuncia epidemiológica.
Hasta ayer, al menos oficialmente, eran cuatro los enfermos de dengue en La Pampa y en todos los casos personas que contrajeron la enfermedad en otros puntos críticos del país, fundamentalmente en provincias del norte.

El primer caso "autóctono", una persona que contrajo el dengue a nivel local, esto es sin haberse desplazado de la ciudad, es el de Néstor Rufino Ahuad, quien fuera gobernador de La Pampa durante el período 1987-1991.

El propio afectado, médico de profesión, fue el encargado de confirmar ayer su caso en diálogo con Radio Noticias, y luego de que por medio de familiares trascendiera la información.

Desde la ciudad de Buenos Aires dijo que se encontraba "mejor" y que ya estaba en su departamento "una vez superada la parte aguda del proceso de dengue que contraje en Santa Rosa".

Describió los síntomas, similares a los de una gripe común (cansancio muy grande, dolores musculares, desgano y fiebre), y que comenzó a sentir para las fiestas de Pascuas. "Como cualquier hijo de buen vecino me picó el mosquito que venía con el dengue y me lo transmitió".

"Lo raro es que no me había movido de La Pampa, no sé cuánto tiempo llevaba en mi casa de Santa Rosa, en la quinta. No me he movido, no viajé, nada. Esto es bien autóctono, lo que llama la atención".

Néstor Ahuad agregó que con los primeros síntomas "no me podía levantar de la cama, tenía fiebre y empecé con vómitos y descomposturas. Frente a esto, mi familia llamó al doctor San Emeterio, que fue quien me atendió desde un principio, con toda dedicación, y viendo el cuadro de temperatura y demás, obnubilado como estaba, me trasladó a la Clínica Modelo, me internó, estuve ahí algunos días para hacerme todos los estudios necesarios con la sospecha de que podía ser dengue, pese a que no me había movido de la provincia".

"Como el cuadro se agravaba, el médico decidió junto con mi familia trasladarme en avión sanitario a Buenos Aires e internarme en el Sanatorio Otamendi, donde se me hicieron todos los estudios, incluido el del dengue y este sábado el laboratorio determinó que era esa la enfermedad, que era un caso autóctono adquirido en La Pampa y por lo que se hizo una denuncia epidemiológica".

"Hay que tener cuidado"

El ex gobernador dio cuenta que ayer se comunicó con él la ministra de Bienestar Social, Cristina Regazzoli, para "ponerse a disposición para lo que necesitara y estuvimos intercambiando algunas experiencias que tengo como médico y ahora como enfermo de dengue para tener cuidado en la provincia porque hay dengue autóctono, que lo contraje acá, que hay que tener cuidado ante los primeros síntomas de desgano y decaimiento; debe consultarse al hospital, centro sanitario o médico particular porque ninguno está exento de que nos pueda ocurrir esto".

"Hay que tener cuidado con los ancianos, los desnutridos, los que están más expuestos al riesgo, porque no es lo mismo un joven vigoroso que una persona con patología previa o tiene mucha edad, como es el caso mío", advirtió Ahuad.

En cuanto al tratamiento que recibió, fue del tipo "sintomático, relacionado con alguna patología previa; se interna, se hidrata por vía parenteral, se da antifebriles, antibióticos, se controlan todos los parámetros vitales y como la temperatura supera los 40 grados uno hace una sudoración muy profusa, terrible, durante la noche que es muy difícil".

En su caso, con una operación coronaria y una insuficiencia renal crónica, "hay que tener cuidado, porque el dengue en sí, que no es mortal, en una persona que tiene patología previa puede llegar a transformarse en mortal, incluso a mi me tuvieron que poner en terapia intensiva".

El ex gobernador y ex embajador en Paraguay, dijo que de ahora en más debe evitar la posibilidad de contactos con el mosquito transmisor de la enfermedad "porque el segundo dengue sería hemorrágico y mucho más grave".

Remarcó que la tarea preventiva pasa por "eliminar todos los cacharros y elementos que haya en el domicilio, en los lugares que uno frecuenta y tengan agua estancada, porque ahí es donde puede estar la larva del mosquito. También tratar de tener la zona donde uno se mueve libre de mosquitos mediante fumigaciones, uso de insecticidas y repelentes".

"Hay una sospecha de que hay muchos más casos de los que realmente se han denunciado, por lo que hay que tener mucho cuidado", enfatizó Ahuad.

Quieren otra muestra de sangre del ex mandatario

La información oficial sobre el probable quinto caso de Dengue y los dichos de Ahuad entran en contradicción. Epidemiología afirma que el análisis que le dio positivo no responde al protocolo.

Desde la Coordinación de Epidemiología, que depende del Ministerio de Bienestar Social (MBS), aseguraron que, ayer, a las 11.30, fueron notificados de un caso sospechoso de dengue. "El caso, que no había sido informado oportunamente a la autoridad sanitaria como corresponde, ha sido tratado fuera de la provincia", afirmó el primer comunicado oficial. Ese primer párrafo se contradice con lo expuesto por Ahuad, quien aseguró que dio aviso hace más de dos semanas, durante las fiestas de Pascuas.

Pero no sólo eso, sino la información sobre el momento de la notificación. Es que mientras el gobierno asegura que conoció el supuesto caso sospechoso ayer a la mañana, el ex gobernador declaró públicamente que la ministra de Bienestar Social, Cristina Regazzoli, lo había llamado la noche anterior para solidarizarse con él y ponerse a su disposición. En consecuencia, si todos dicen la verdad, la máxima funcionaria sabía de la existencia de un posible caso autóctono de Dengue, pero Epidemiología no.

¿Falso positivo?

En ningún momento, el parte de prensa alude al nombre del supuesto afectado, el ex gobernador Ahuad. En los cuatro casos sospechosos que se detectaron antes, las autoridades tampoco suministraron la identidad de los enfermos, pero en esta oportunidad el supuesto afectado decidió hacerlo público.

El escrito, difundido por la tarde, añadió que a partir de la notificación, y como el paciente venía siendo atendido en otros ámbitos de salud, desde Epidemiología "se están realizando todas las averiguaciones con fuentes oficiales para la confirmación o descarte del caso".

Si bien el asunto se está manejando con absoluta cautela por parte de las autoridades sanitarias, desde Epidemiología no descartarían que el caso de Ahuad sea un falso positivo, sobre todo porque el análisis que habría confirmado la enfermedad, fue realizado en un centro de salud de la Capital Federal y no en el Centro Nacional de Referencia -INEVH-, ubicado en Pergamino, donde se realizan los estudios oficiales y al cual llegan las muestras tomadas de todo el país.

Esa posibilidad se deslizó ayer, por la tarde, en un encuentro que dos miembros de la Coordinación mantuvieron con algunos medios de prensa en el quincho de la Municipalidad. En esa reunión, los voceros de Epidemiología insistieron en que, si bien está presente el mosquito vector, Aedes aegypti, en la provincia no se registra la presencia del virus.

Parte dos.

Anoche, el Centro Cívico emitió un segundo comunicado con mayores precisiones respecto al caso Ahuad. Desde Epidemiología aseguraron que, a raíz de la notificación, iniciaron una investigación del caso para lo cual tomaron contacto con profesionales de las instituciones consultadas por el paciente y otros de instituciones de referencia. Estas últimas "son aquellas que aportan normas de diagnostico prevención y control de distintas enfermedades" y están encargadas de "confirmar cada caso en el ámbito nacional".

"De los datos recavados en el Sanatorio (Otamendi) donde fue atendido el paciente, se desprende que no se cumplió con el algoritmo de diagnóstico para el dengue, dado que no se remitió muestra de sangre al Centro Nacional de Referencia (INEVH, de la ciudad de Pergamino), donde se realizan las pruebas confirmatorias a través del Método ELISA cuantitativo. El laboratorio privado donde se procesó la muestra, realizó pruebas que solo permiten un tamizado (ELISA cualitativo) del que no se desprende la confirmación del caso", informó la Coordinación.

Además, se aclaró que para constatar el caso resulta necesaria la toma de una segunda muestra de sangre que deberá ser confirmada en el citado Centro de Referencia. Por ese motivo, Epidemiología consideró necesario confirmar diagnósticamente el caso, en una segunda muestra. "Para ello se tratará de localizar al paciente para una nueva extracción", reveló el comunicado.

Los resultados de ese análisis demoran alrededor de veinte días. Desde Salud Pública dicen que hasta entonces no se puede confirmar si se trata o no de un caso del virus y tampoco se puede afirmar la presencia de dengue autóctono en La Pampa.

Comentá la nota