El ahorro se vuelca a los ladrillos

El ahorro se vuelca a los ladrillos

A la hora de decidir qué hacer con los ahorros, aquellos que tienen posibilidad de tener un excedente, muchas veces no saben dónde destinarlo. En ediciones anteriores hablábamos del escaso desarrollo de los mercados bursátiles, y la elección, de acuerdo a todas las fuentes, parece ser los tradicionales ladrillos.

A la hora de decidir qué hacer con los ahorros, aquellos que tienen posibilidad de tener un excedente, muchas veces no saben dónde destinarlo. En ediciones anteriores hablábamos del escaso desarrollo de los mercados bursátiles, y la elección, de acuerdo a todas las fuentes, parece ser los tradicionales ladrillos.

Esto no solo ocurre en el departamento. Una investigación nacional lo ratifica, diciendo que la evolución de la actividad en los últimos doce meses, desagregada por región, la región Cuyo obtuvo 43% de respuestas positivas. Un constructor sanrafaelino fue más específico, señalando que "el fuerte de la construcción viene por varios factores, en parte la volatilidad del dólar, entonces el ahorrista prefiere refugiarse en los ladrillos".

En lo práctico esto se traslada a un fuerte incremento de la construcción en propiedad horizontal, con muchos complejos de departamentos en construcción en diversos lugares de la ciudad, abarcando diferentes tipologías, de las dos o tres soluciones habitacionales a obras de 30 unidades. 

Las restricciones de los loteos de menos de cinco mil metros de superficie, impulsadas por el ordenamiento territorial, impulsan que la ciudad crezca en altura, entonces se construyen este tipo de inversiones, a veces con un dueño particular que encara el emprendimiento, en otros casos a través de fideicomisos que nuclean a diferentes inversores.

El metro cuadrado construido y terminado, por supuesto sin contar el terreno, para una obra estándar ronda los cinco mil pesos. Es decir que aquel que invierte medio millón de pesos puede hacerse de una vivienda de 100m2, cuyo valor en el mercado probablemente sobrepase con creces esa inversión. Además, otro aliciente es que los materiales de construcción aparecen entre los beneficiados en el programa oficial de los precios cuidados, lo que brinda un horizonte de estabilidad a los precios que opera a favor de estas construcciones.

Yendo a los números concretos, el último informe de actividad del Ieral, que mide la economía de la provincia, señaló en su medición interanual que el rubro construcción encabezó la economía con un crecimiento del 13,7 por ciento. Mientras, la variación trimestral arrojó un crecimiento del 13,2. Es, por lejos, el sector de la economía que mejores números registró, sobre todo si se piensa que el agro registró guarismos negativos del orden del 6,9 por ciento, y la industria también tuvo números negativos de algunas décimas.

Coment� la nota