Ahorra Giacomino: hoy pagan a los municipales pero 1.800 cobrarán con importantes quitas

El depósito es menor en 4 millones de pesos, por la eliminación de horas extras y prolongaciones de jornada, y por el descuento de los días no trabajados. Incluso, la liquidación salarial impacta la decisión de derogar el "código de descuento", un botín de la conducción del Suoem.

Los 10 mil empleados municipales cobrarán hoy los sueldos y aguinaldos depositados ayer, pero 1.800 lo harán sufriendo fuertes quitas, por la aplicación irrestricta de los recortes resueltos por el intendente Daniel Giacomino en el decreto 2228 y el compromiso de descuentos de los días no trabajados durante las medidas de fuerza y disturbios de mediados de junio.

La reacción prometida por referentes gremiales -la ausencia de Rubén Daniele en estos días es el dato más llamativo- es que cuando vean los descuentos, volverán hoy a las calles, con cortes de puentes y otros desmanes. Esto es lo que explica la reunión que tuvo ayer Giacomino con el gobernador Juan Schiaretti y su ministro de Gobierno, Carlos Caserio. (Ver página 7)

El recorte que los municipales verán hoy en los depósitos de los cajeros automáticos, es tan amplio como el anuncio de Giacomino. Esto es, el impacto del decreto 2228 que comenzó a regir parcialmente desde el 11 de junio (horas extras y prolongaciones de jornadas, más el retiro de las horas extras, salvo excepciones en algunas pocas áreas) y el descuento de los días no trabajados. Y, por si fuera poco, la derogación del "código de descuento, botín del gremio, también estará impactada en toda su amplitud.

Por los alcances que se conocen del polémico decreto, serán 1.800 municipales, fundamentalmente de las llamadas "áreas operativas" -precisamente los más belicosos y los más beneficiados por la dispendiosa política de personal del ex intendente Luis Juez- los que sufrirán quitas de alrededor de 2.000 pesos.

El cálculo es simple: la partida economizará 4 millones sobre la nómina habitual, impactada sobre poco menos de 2 mil agentes. Aunque hay que recordar que serán los sueldos los que sufrirán los recortes, y mucho menos los aguinaldos, debido a la baja incidencia que han tenido el decreto y los días descontados, ambos en junio, el último mes para el cálculo.

La firmeza puesta por el intendente se tendrá que medir después sobre su postura para sostenerlo en el tiempo, porque los dos actores principales han ingresado a este conflicto sin pensar en una salida, faltando así a las tradicionales reglas de sindicalismo argentino.

El gremio, porque nunca ha manejado, fundamentalmente después de la administraciones de Germán Kammerath y Juez, la posibilidad de retroceder en un reclamo o mínimamente promediar sus apetencias con las posibilidades de la caja municipal.

Impensadamente, el intendente está en mejor situación por los resultados electorales del domingo, ya que al caer fuerte Juez en el reparto de votos en la ciudad y en la provincia, lo colocan en mejores condiciones para enfrentar la embestida de un gremio que, por su propia dinámica más que por voluntad de su conductor, le propinó fuertes costos al líder del "fin del choreo".

Comentá la nota