Ahora, Zúccaro admite que es "difícil" que los morosos regularicen sus deudas

Así opinó el intendente tras el lanzamiento de los operativos para poner tasas al día. Y afirmó que "los que tienen como hobby no pagar, lo van a tener que hacer". Mientras tanto siguen cerrando comercios con deudas en sus tributos. Ayer clausuraron una perfumería y una pizzería del centro de Pilar.
Desde hace dos semanas que el "operativo presión" para que los morosos paguen su deudas le está quitando el sueño al intendente Humberto Zúccaro.

Es que en un primer momento, el lanzamiento del control riguroso de los grandes deudores parecía que era fácil de aplicar, de hecho ha dado como resultado la clausura de varios locales comerciales que no estaban al día con sus tasas y otros que se acercaron a inscribirse en algún plan de pago.

Sin embargo, ahora, el jefe comunal admitió que, como nunca lo fue, no es tarea fácil la de ir tras los incobrables. Y a ellos no los amedrentan ni las clausuras preventivas ni las amenazas de confiscaciones de cuentas bancarias.

Así, en las últimas horas se lo escuchó a Zúccaro sumamente preocupado por la falta de pago de morosos y hasta admitió que "a algunos es muy difícil" cobrarles.

"A veces se hace muy difícil, pero hay que tomar una actitud concientizada y madura, y buscar que aquellas personas que tomaron como hobby no pagar impuestos, paguen lo que corresponde", señaló Zúccaro, que ya no sabe con qué estrategias discursivas seducir a los deudores.

Es que ahora el problema de la recaudación pasa exclusivamente por las manos del jefe comunal desde que su Secretario de Hacienda, Daniel Ondarza, se alejó de la gestión durante 3 meses, supuestamente por razones de salud. Pocos creen que vuelva.

Según se sabe, Zúccaro está siendo acompañado por un "consejo asesor" cuya misión es lograr elevar los números de la comuna y escaparle al rojo en las cuentas, a cualquier precio.

En ese sentido, ayer, el "operativo presión" llegó hasta dos locales céntricos que fueron clausurados por no tener sus tributos al día. Se trata de la perfumería "Luna Lunera" ubicada en el local 22 de la Terminal de colectivos de Pilar, y la pizzería "Crazy por la pizza" ubicada en la intersección de las calles Bolívar e Ituzaingó. En total ya son 4 los negocios que cayeron por deber tasas.

El Director de Rentas Comerciales, Horario Rodríguez, explicó que "la clausura se realizó en base al artículo 32 de la ordenanza fiscal y tarifaria, debido a la falta de presentaciones de la declaraciones juradas" sobre las cuales se hace el cálculo del tributo de Seguridad e Higiene.

Asimismo aclaró que la perfumería "ya ha tenido intimaciones hechas desde el mes de agosto del 2008 y no respondieron".

Respecto al monto de deuda de los locales clausurados (el viernes arrancó el operativo con la colocación de las fajas de clausura a una agencia de motos y un local de ropas de bebé Ver http://www.pilardetodos.com.ar/20091010/clausurasnota.html), Rodríguez señaló que no se puede hacer un cálculo puntual, porque justamente "por no presentar las declaraciones juradas de los montos facturados" por cada uno de los comerciantes no se sabe cuánto deberían tributar.

Comentá la nota