Ahora, la zona roja del dengue es la Capital

Hasta anoche eran 301 las personas infectadas en San Miguel de Tucumán, mientras que en Aguilares el número de contagios diarios va en descenso. Un experto cubano visitó la provincia.
La epidemia de dengue que azota a Tucumán, con un total de 1233 contagios reportados (hasta anoche), evidenció un fuerte giro en las últimas 96 horas.

Mientras que en Aguilares, que venía siendo considerada como la "zona roja" de la enfermedad, el número de casos diarios comenzó a descender (ayer se registraron sólo 11, cuando hasta hace una semana la cifra no bajaba de 30), ahora la ciudad Capital se convirtió el principal campo de acción del mosquito transmisor (Aedes Aegypti).

Pese a que la municipalidad capitalina sigue reforzando las tareas de fumigación y recolección domiciliaria de cacharros, como medidas preventivas, el número de casos diarios de la enfermedad sigue multiplicándose de manera alarmante.

Con 30 nuevos contagios reportados ayer por las autoridades sanitarias, la cifra total de pacientes infectados en San Miguel de Tucumán trepó a 301.

La evolución de la epidemia de dengue también demuestra un paulatino incremento diario de casos en otras de las localidades más densamente pobladas de la provincia, como Tafí Viejo, con 101 infectados, Cruz Alta (Banda del Río Salí y Alderetes), con 77 y Chicligasta (Concepción), donde hasta ayer se reportaron 64 contagios. De todos modos, y pese a que descendió considerablemente el registro diario, Aguilares, con 558 casos, sigue siendo la zona más afectada por el brote epidémico.

Colaboración de Cuba

El director de Investigación y Desarrollo del Ministerio de Salud de Cuba, Erick Martínez Terán, visitó ayer las zonas más afectadas por el dengue en Tucumán y compartió sus conocimientos en la materia con médicos locales.

Al mediodía, el experto cubano y el ministro de Salud Pablo Yedlin brindaron una conferencia de prensa donde resaltaron la importancia de las medidas de prevención.

Martínez Terán dijo que "ningún Ministerio de Salud del mundo puede resolver sólo este problema, porque necesita de los instrumentos del Estado para corregir y encausar los factores que influyen negativamente en la salud de la población".

Comentá la nota