“Ahora votaré por mis convicciones”

Balceda, a quien acusan de incoherente, se defiende.
El alejamiento de Pedro Balceda de la bancada oficialista Tucumán Crece (TC) abrió un nuevo frente de debate en el arco peronista de la Legislatura. Esta situación se experimentó en la sesión del miércoles, cuando el legislador votó contra un nuevo subsidio para abrir un call center junto con la oposición.

Hasta el momento, el alperovichismo logró contener en el bloque las distintas expresiones del justicialismo dentro del bloque mayoritario, pese a los diversos orígenes de sus integrantes (ultraalperovichistas, juristas y ex republicanos afiliados al PJ), a los que se sumaban ex radicales, ex bussistas y referentes de movimientos piqueteros de izquierda.

Enfrentado con el Gobierno, el peronismo tenía una voz alternativa con el laborista Osvaldo Cirnigliaro. El desprendimiento de Balceda, quien conformó su propio bloque Eva Perón, altera el panorama y suma una expresión crítica a la política oficial.

“Desde hace tiempo vengo disintiendo en algunos temas con el Gobierno. Planteé mis criterios dentro del bloque, pero perdí; hasta ahora, como pertenecía a esa expresión, voté orgánicamente en todos los asuntos. Pero ahora lo voy a hacer por mis convicciones y por mi conciencia”, sostuvo Balceda.

El justicialista aseveró que muchos otros integrantes de TC también plantean objeciones a ciertos proyectos del Gobierno, en coincidencia con su pensamiento. “Al asumir dije que en 2008 iba a sacarme todo el peso de encima y que a partir de 2009 mantendría otra conducta. No soy un opositor, sino un dirigente con opinión, un peronista crítico, que analiza cada ley. Apoyaré lo positivo para la provincia, pero no el resto”, adelantó.

Cuestionamientos

Los dichos de Balceda sobre la disciplina en el bloque TC fueron refutados por el presidente de esa bancada, Roque Alvarez. “Jamás hubo un mandato obligatorio para que se votara en uno u otro sentido. Los legisladores que disentían con un proyecto en debate, si querían, se iban de la sesión”, explicó.

“Votar en contra de una ley está dentro de lo previsible, pero es intrascendente, no tiene que ver con una cuestión política. De la última sesión, lo único que me sorprendió fue su ausencia de la primera hora (cuando se abordó brevemente la problemática de las drogas); no sé si se habrá dormido o habrá estado haciendo declaraciones periodísticas”, ironizó sobre Balceda.

Por su lado, Regino Amado dijo que no entiende a Balceda. “Se contradijo cuando involucró y manoseó a políticos, y luego se retractó. En noviembre votó favorablemente la ley de subrogancias y al otro día ya la quería modificar. Lo que no me puede sorprender es su incoherencia. El que lo es una vez lo es dos, tres, todas”, concluyó.

Comentá la nota