Ahora Vidal apura los permisos para el puerto de Ramallo, pero Gazprombank amenaza con irse

Ahora Vidal apura los permisos para el puerto de Ramallo, pero Gazprombank amenaza con irse

Le pidió a Alex Campbell que se ponga al frente de la votación del Concejo Deliberante.

María Eugenia Vidal considera que ya no es momento de perder ningún tipo de inversión en la provincia de Buenos Aires y quiere evitar que el banco de la Federación Rusa, Gazprombank, retire su proyecto del puerto de Ramallo para realizar la obra en el sur de Santa Fe.

La Gobernadora estuvo hoy en Ramallo, se reunió con el intendente Mauro Poletti y conversaron del tema. Más tarde en conferencia de prensa, aseguró que le pidió al subsecretario de Gobierno y Asuntos Municipales, Alex Campbell, que trabaje junto a Poletti para lograr aprobar en el Concejo Delibarante, la reforma del Código de Ordenamiento Urbano que permitiría la construcción del puerto.

Según pudo saber LPO, uno de los problemas es que el intendente kirchnerista no tiene los votos del Concejo, ni siquiera los de su bloque. Sucede que en Ramallo conviven poderosas organizaciones ambientalistas que ejercen una fuerte presión sobre los concejales.

En ese distrito del norte de la provincia de poco más de 14.000 habitantes, los concejales temen votar a favor de la instalación de la empresa rusa. Nadie quiere condicionar su futuro político.

También Cambiemos tiene sus temores, en particular porque el concejal Gustavo Perie se perfila para ser candidato a intendente el año próximo y tiene chances de ganarle a Poletti.

La construcción del puerto de Ramallo se trató durante la cumbre del G20 en una bilateral entre Mauricio Macri y Vladimir Putin. Se trata de una inversión de 500 millones de dólares que hace años Rusia pretende concretar y que la Provincia de Buenos Aires ha puesto trabas constantes en el proceso de compra de los terrenos necesarios.

Gazprombank espera desde diciembre de 2017 que el gobierno de la provincia y el intendente de Ramallo se pongan de acuerdo en una ordenanza que ratifique la rezonificación para que bajen las inversiones. El banco ruso proyecta desembolsar US$ 180 millones para la construcción del puerto, que significará la creación de 150 empleos directos y un movimiento económico anual de hasta US$ 40 millones en la zona.

Fuentes del gobierno confiaron a LPO que algo que no cerraba en el proyecto era el socio local que Gazprombank había elegido para el proyecto. Se trata del grupo PTP, cuyo presidente, Guillermo Misiano, a quien Elisa Carrió vincula directamente con Aníbal Fernández.

A fines de agosto, LPO adelantó que descartado PTP, Gazprombank tenía en la mira a unos terrenos en Ramallo que pertenecían a Amaggi, una de las principales empresas de agronegocios de Brasil.

El banco ruso comenzó a hacer gestiones por un lote que supo pertenecer a Blairo Maggi, considerado el rey de la soja de Brasil y ahora ministro de Agricultura del gobierno de Michel Temer. Ahora, esos lotes pertenecen a un grupo inmobiliario privado con base en Argentina.

Los rusos tienen avanzadas las negociaciones para la compra del lote que aseguran tienen mejores aptitudes que el que proponía PTP. La superficie de costa es del doble (unos 650 metros) lo que permite la construcción de dos muelles en lugar de uno. Además el lote inicial estaba ubicado sobre el recodo del río lo que significaba un problema con el sedimento que había que dragar en forma permanente. Este, explican fuentes que siguen a diario las negociaciones, se ubica en una zona del río donde el agua corre con fuerza por lo que la acumulación de sedimentos será menor.

Coment� la nota