Ahora, Vázquez tendrá más trabajo

Ahora, Vázquez tendrá más trabajo
Tras el éxito en su regreso, la misión del capitán pasará por consolidar una estructura de equipo
El primer paso ya está dado. Con la holgura prevista, que había que refrendar sobre la cancha, la Argentina sentenció la serie frente a Holanda por 3-0, merced a la victoria en el dobles de Lucas Arnold Ker y Martín Vassallo Argüello sobre Jesse Huta Galung y Rogier Wassen por 6-4, 7-5 y 6-3. Así, el equipo nacional estará por octavo año consecutivo en los cuartos de final de la Copa Davis, además de asegurarse la presencia en el Grupo Mundial 2010. No es poca entonces la importancia de lo que se alcanzó, más allá de que se haya logrado ante un adversario accesible.

En la próxima etapa habrá que salir de casa. Entre la República Checa y Francia -los checos ganan parcialmente por 2-1- estará el adversario que recibirá a la formación de Tito Vázquez del 10 al 12 de julio, inmediatamente después de Wimbledon. Y cualquiera de los dos será muy complicado. Para el próximo desafío restan 124 días. En ese lapso, el capitán deberá consolidar una estructura de equipo, más allá del que ganó el pasaje frente a los holandeses.

La primera sensación que deja este triunfo es que significó un impulso en pos de quitarse el trauma de la derrota en la final del año pasado. Pero todavía queda mucho por hacer. Más tarde o más temprano, tendrán que aparecer las grandes figuras. Y Nalbandian y Del Potro tendrán que saldar sus diferencias. Sin los dos, juntos, no se podrá ganar la Davis. Ellos lo saben. Se verá si se imponen la madurez y la reflexión o persistirán esas internas que ya parecen un clásico de la Copa. Y otro que también puede ir por un lugar en el equipo es Acasuso.

A 23 años de su primera etapa como capitán, Vázquez encontró otra realidad en el tenis argentino. No hay muchos países -con excepción de España y Francia- bendecidos con tantas variantes para armar un equipo razonablemente competitivo, con una docena de jugadores dentro del top 100. El capitán debió poner a prueba ese margen de elección en la última semana, cuando Nalbandian desistió de participar y las cartas de reemplazo se caían del mazo. Finalmente, encontró el plantel entre las ganas de volver de Chela y Arnold, y las ansias de Mónaco y Vassallo Argüello.

El triunfo ante Holanda le permitirá a Vázquez elaborar conclusiones tras una primera serie que le sirvió para empezar a conocer a los jugadores y realizar algunas pruebas. Entre lo positivo se puede contar la solvencia de Mónaco en su primer partido por los puntos , ya que anteriormente sólo había disputado encuentros complementarios.

Un factor por resolver será el dobles, punto comprometido en muchas ocasiones. No sucedió lo mismo ayer porque Arnold Ker y Vassallo Argüello, a pesar de tener sólo tres días de entrenamiento juntos, pudieron complementarse bien y casi no ofrecieron fisuras. El de Olivos aportó toda su experiencia, a despecho de los cinco años de ausencia de la Davis; el de Temperley se mostró muy firme en el fondo y acompañó con la regularidad necesaria.

Pero, incluido este duelo ante Holanda, la Argentina sólo ganó tres de los últimos ocho encuentros disputados por parejas. Nuestro país no cuenta con una formación estable, al estilo de los hermanos Bryan. Sí se podría conformar un dúo de singlistas que participen en el circuito con frecuencia, como los españoles Feliciano López y Fernando Verdasco. "La inquietud siempre está, sobre todo porque sería bueno para poder darles descanso a los singlistas y que no tengan que jugar los tres días, pero no es algo tan fácil", admitió Vázquez. En su primer ciclo, Tito recién encontró el dobles en la tercera serie, con Frana y Miniussi, acaso uno de sus grandes aciertos.

Si no hay dos doblistas de máximo nivel, podría evaluarse la posibilidad de acudir a un especialista -aquí es donde Arnold Ker cuenta con interesantes posibilidades-, acompañado por un jugador de singles que también tenga la capacidad necesaria para ingresar como relevo en caso de que alguno de los dos primeros no esté en condiciones ideales. Pero esto debería ser consensuado, ya que la mayoría de los jugadores tiene su calendario armado desde hace tiempo.

Quedan cuatro meses para un desafío crucial. Y Vázquez entiende cómo sigue la historia: "A partir de aquí, cada paso será una final".

* La jornada de cierre, sólo para la estadística

Más allá de que la Argentina ya se aseguró el triunfo, la serie frente a Holanda se completará hoy, a partir de las 11, con los últimos dos singles, al mejor de tres sets. Ninguno de los dos capitanes confirmó los nombres, pero seguramente habrá reemplazos. Por el equipo nacional se prevé el ingreso de Martín Vassallo Argüello en lugar de Juan Mónaco.

Comentá la nota