Ahora, los "traidores" del Conurbano vuelven a apoyar el proyecto K

Ahora, los "traidores" del Conurbano vuelven a apoyar el proyecto K
A dos días de cumplirse dos meses de las elecciones, Néstor Kirchner terminó con los últimos rumores que indicaban una dispersión de la tropa. El ex presidente ya se había mostrado con los intendentes de la tercera sección electoral, pero le faltaba probar que nada se había roto entre los jefes comunales que él mismo adjetivó como "traidores", los de la primera sección.
El miércoles en Tres de Febrero todos volvieron a ser ultra K. "Aunque no sea ya el presidente del Partido Justicialista, sigue siendo la cabeza del partido", explicaba un intendente en una ronda de periodistas. Este alcalde fue uno de los que en los comicios del 28 de junio sacaron varios puntos más que la fórmula Kirchner- Scioli, pero a dos meses parece que todo cambió: "El liderazgo de Néstor no se lo sacó nadie", concluye el intendente.

Los jefes comunales de la primera y tercera sección electoral (contienen más de siete millones de votantes) están dispuestos a sentarse nuevamente junto al patagónico. "Faltan más de dos años para las próximas elecciones, puede pasar cualquier cosa, no es momento de abrirse, al contrario", sostiene un alcalde que sabe que hoy se saca la foto, pero que en las próximas elecciones, si Kirchner no le asegura la victoria, puede estar del otro lado.

En la reunión de Tres de Febrero hubo un solo intendente desapasionado con Kirchner. Se trató del ex jefe de Gabinete Sergio Massa, quien intentó en todo momento no cruzar miradas con el ex presidente. Después de la fatídica noche del Intercontinental el 28 de junio, en el que habría habido una fuerte pelea entre ellos, el jefe comunal de Tigre no volvió a hablar con Kirchner.

Comentá la nota