Ahora que se terminó el juego de quién se queda con qué cargo, las designaciones de Obama nos dicen lo siguiente acerca del próximo presidente de Estados Unidos: * Obama es un intelectual a quien impresionan más los títulos académicos y la experienci

Hay tres punteros. Boca, San Lorenzo y Tigre. Lanús mantiene su sueño y está dos puntos abajo. La última fecha no podía tener más atractivos.
Asegura Boca que los fantasmas se van, pero no para siempre. No desaparecen. Tarde o temprano vuelven. Lo afirma por experiencia propia. Es que hace dos años perdió el torneo más fácil de su historia: en la penúltima fecha había ido a Córdoba soñando con consagrarse tricampeón ante Belgrano. Sin embargo, fue derrotado, le dio vida a Estudiantes, volvió a caer en la última jornada con Lanús y coronó el papelón culminando arrodillado en la final contra Verón y compañía. Ahora ese fantasma 2006 regresó híper evolucionado. Cacheteó de nuevo a Boca en otra excursión, a La Plata, donde empató y se quedó sin liderazgo exclusivo. Así dibujó un epílogo de campeonato para la memoria, con cuatro camisetas invitadas a la ilusión máxima y con la promesa de emociones únicas.

En aquel Apertura, Boca era campeón en el último capítulo inclusive empatando. En esta versión 2008, la intriga es total. A Boca lo acompañan arriba San Lorenzo y Tigre, mientras a dos puntos acecha Lanús. Significa que podría haber campeón el domingo. Y si no es así, habrá desempate con forma de mano a mano, triangular o cuadrangular. Un abanico de variantes múltiple:

# Para que haya campeón el fin de semana, deberá ganar uno de los punteros y que los otros dos no triunfen. Para que Lanús aterrice en esa situación el domingo, necesitará capturar las tres unidades y que los tres actuales líderes pierdan.

# Si hay desempate en una final entre dos equipos, como aquella de Boca - Estudiantes en 2006, se jugará tres días después de la última fecha: el miércoles 17.

# Si se desemboca en un triangular o en un cuadrangular, se requerirán tres capítulos para descubrir al campeón. Es que jugarán todos contra todos en terreno neutral: martes 16 o miércoles 17, sábado 20 y martes 23.

# Si en el supuesto triangular cuadrangular hay empate en el primer puesto, será campeón el equipo que registrase la mayor cantidad de puntos o la mayor diferencia de goles o la mayor cantidad de goles a favor, computándose exclusivamente los partidos jugados entre los empatados en ese minitorneo.

# Si la igualdad continuara sin romperse se tendrán en cuenta los partidos disputados entre sí en el campeonato de 19 fechas. En ese caso, Tigre contaría con ventajas porque les ganó a Boca, San Lorenzo y Lanús. Luego, el mejor parado en ese caso sería Boca, que venció a Lanús y San Lorenzo. En una instancia así, Lanús sólo daría la vuelta si coincidiera con San Lorenzo, a quien le ganó 3 a 1. Nunca San Lorenzo sería campeón en un desempate de ese tipo porque cayó con todos los postulantes al título.

Igual, falta la fecha final. Boca se preocupa porque entre aquella instancia de cierre con La Volpe y esta con Ischia hay coincidencias: un equipo que parece gastado, un DT que duda y problemas internos disimulados por la remontada de las últimas semanas. Encima, del otro lado, como hace dos años, no hay detrás un Estudiantes casi resignado, al que Argentinos le había empatado sobre la hora. A la par de Boca se hallan San Lorenzo y Tigre, y dos puntos abajo Lanús, tres equipos que ganaron y andan con el ánimo por el cielo. Eso sí, en este Apertura nada es seguro. Todo es posible porque ahí, revoloteando, anda un fantasma...

Comentá la nota