Ahora subió el combustible y se sumó al aumento del gas.

Ahora subió el combustible y se sumó al aumento del gas.
Desde la madrugada de ayer se aplican nuevos precios en las estaciones de servicio de toda la provincia.
Los incrementos oscilan entre el 3 y el 6 por ciento en todos los productos, excepto en el metro cúbico de GNC.

Cuando el cimbronazo del aumento en el precio del gas domiciliario todavía no pasó, los usuarios argentinos siguen acusando duros golpes en sus bolsillos.

Esta vez (como en tantas otras) la impotencia se apodera de quienes ven, como de un día para otro, aumentan los productos. No sólo se habla de aquellos que componen la canasta básica, sino también de los que, si bien no son de primera necesidad, tienen incidencia en el funcionamiento de la vida cotidiana de miles de ciudadanos.

En una Salta que no es ajena a lo que ocurre en el resto de la Argentina, ahora aparece un nuevo incremento en el precio de los combustibles. Las razones esgrimidas para esta nueva suba son las mismas de siempre: la suba del dólar, el costo de los fletes o los impuestos excesivos.

Lo cierto es que quienes hacen frente a la inflación cotidiana son los jubilados y los trabajadores, que ven cómo sus sueldos se recortan cada vez que se modifican los precios.

Los nuevos valores

Por una "cuestión de mercado", cuando una petrolera modifica los precios en sus productos el resto la imita.

Por ello, cuando YPF tomó esta decisión, en todas las estaciones de servicio de diferentes banderas se hizo lo mismo.

Así, desde la madrugada de ayer el litro de la nafta "premium" (de mayor octanaje y calidad) pasó a costar $3,65. En el sector de la nafta "súper" es donde más se notó la suba: pasó de $3,09 a $3,28 por litro, es decir que aumentó un 6 por ciento.

El combustible "normal" o "común" también se vio afectado. De esta forma, en casi todas las estaciones de servicio de la capital salteña se cobra $2,53, cuando hasta no hace más de unas horas su precio rondaba los $2,36. Para finalizar, el gasoil no podía quedar afuera de este "reajuste".

Por ello, de ahora en más el litro de este producto tiene un valor de $2,50. Por el momento -y sólo por el momento- el precio del GNC no se modificó, aunque, con este panorama, todo puede suceder.

Todo el país sintió el incremento

Los precios de las naftas y el gasoil aumentaron hasta el 5,5 por ciento en gran parte de las provincias argentinas, según lo reconoció el presidente de la Federación de Expendedores de Combustible y Afines de la Provincia de Buenos Aires (FECOBA), Luis Malchiodi.

El dirigente señaló que el incremento ya se aplica en algunas estaciones de servicio, anticipando que se irá extendiendo a las que no modificaron sus pizarras "con el correr de los días".

Según Malchiodi, esta suba "sigue la tesitura del resto de las tarifas que también han aumentado en el país", debido a "una quita de la subvención" por parte del Gobierno.

"Los aumentos en las naftas y gasoil del 5,5 por ciento son una mala noticia, pero sigue la tesitura del resto de las tarifas que también han aumentado en el país y que se debe a una quita en la subvención", argumentó Malchiodi.

Según dijo, los nuevos precios "ya están (implementados) en algunas de las estaciones de servicio", pero adelantó que "se irán imponiendo en el resto con el correr de los días".

En Córdoba, más allá de YPF, sólo se evidenció un leve incremento en los precios de las expendedoras de Petrobras. Allí, la nafta "premium" se elevó a $3,96, la "súper" a $3,19 y el gasoil a $2,64.

Por otro lado, en Mendoza, las estaciones de YPF incrementaron desde ayer un 4% el precio de la nafta y el gasoil, según anunció el vicepresidente de la Asociación Mendocina de Expendedores de Naftas y Afines, Federico Ricci. El litro de gasoil común se elevó a $ 2,40, el de la nafta "súper" a $3,24, la "premium" a $3,65 y el diesel a $3,19.

"Cayeron las ventas"

"Nosotros, los estacioneros, no somos formadores de precios y en Salta aplicamos el último incremento vigente en todo el país", dijo a El Tribuno Ricardo Stella, presidente de la Cámara de Estaciones de Servicios de Salta. De esta manera, el empresario justificó la suba que tuvieron los combustibles en la provincia.

Con relación a la rentabilidad de las estaciones de servicio de Salta, el empresario explicó que "las ventas cayeron un 15 por ciento. A eso hay que agregar el pedido de recomposición salarial del personal y la propuesta de ir a paritarias. Esos nuevos costos empresarios se agregan a otros, los llamados costos operativos.

Hoy en día las estaciones de servicio están más controladas en la seguridad, higiene laboral y en el impacto ambiental, por lo tanto, certificar toda esa calidad exigida encarece notablemente los costos en nuestro sector", acotó Stella.

Vale recordar que la Cámara de Estaciones de Servicio de Salta adhiere a la Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos (Cecha).

Comentá la nota