Ahora suben la luz en los hogares para aliviar a los comercios y las industrias

El alza iría de un 5 a un 15% para el 60% de los usuarios. El Gobierno lo resolverá la semana que viene.
El Ministerio de Infraestructura de Mendoza modificará el cuadro tarifario eléctrico presentado por el EPRE en la Audiencia Pública que se celebró la semana pasada.

Establecerá que las familias paguen un porcentaje mayor al solicitado por el ente regulador (que implica un alza de entre 5 y 15%) a fin de aliviarle la carga del aumento a las empresas y comercios. A pesar de que aún el Ejecutivo tiene varios puntos en estudio sobre este tema, el domingo próximo comienza a regir el nuevo cuadro tarifario para los 5 años próximos.

Aunque Patricia Martínez, subsecretaria de Servicios Públicos había confirmado a Los Andes la semana pasada que los incrementos en las tarifas eléctricas serían los propuestos por el EPRE, ayer el Ministro de Infraestructura Francisco Pérez indicó que "hay alternativas que se plantearon en la Audiencia Pública sobre inversiones, tarifas y costos que aún se están evaluando".

Por este motivo, y en función del pedido de la asociación Prodelco en la Audiencia Pública sobre rever el porcentaje de incremento en las tarifas que impactarían en los comercios e industrias puesto que finalmente se trasladarían a los precios de los productos, es que el funcionario dijo: "Por el pedido de Prodelco es que está en estudio incrementar los porcentajes a las categorías R1 y R2 que desde 1998 no se actualizan, y disminuir las que corresponden a las de mayor consumo".

Así a las categorías: T1 R3, T16, T1AP, T2, y TRA, les subirían las tarifas pero un porcentaje menor al propuesto originariamente por el EPRE. Y las categorías R1 y R2 tendrían un alza de entre 5 y el 15% (ver infografía).

El 60% de los usuarios están representados en las categorías R1 y R2, y son principalmente familias. De regir los mayores aumentos que proponen desde el Ministerio de Infraestructura éstos usuarios serán los que soporten el alivio que tendrán las industrias y los comercios en el nuevo cuadro tarifario.

A pesar de que el decreto sobre el nuevo cuadro tarifario para el tercer periodo aún no se ha firmado (y es probable que se lo haga la semana próxima), y que aún no está definido, comenzará a regir a partir del primero de febrero, ya que desde esa fecha los incrementos serán retroactivos, indicó Pérez.

Otro de los puntos que está en estudio en el Ministerio es el que se refiere al plan de inversiones de las empresas distribuidoras.

En este sentido, Pérez aclaró: "Queremos que las distribuidoras dejen bien en claro en qué momento, cómo y cuándo harán las obras respectivas durante estos 5 años, ya que en algunos casos hay planes de obras innominadas. Además queremos constatar que las inversiones coincidan con las demandas del servicio, y que se realicen las obras prioritarias en cada momento".

Al no haber decreto firmado, las empresas tienen incertidumbre en varios puntos. En este sentido, Alfredo Farés, vicepresidente de Edemsa, comentó que "hay varios ítems pendientes, como el ingreso, la base de capital, la tasa y las incorporación o no del canon a la tarifa, y aún desconocemos la resolución final porque el Gobierno no nos ha comunicado nada al respecto".

Por su parte, Claudio Bulacio, de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (Adeera), indicó que "no tenemos información oficial al respecto y pueden haber cambios después de la Audiencia Pública".

En cuanto a los ingresos que se les reconocen a las empresas (el VAD), Pérez señaló que "más allá de las quejas de las empresas respecto a que no les alcanza el dinero, es un reconocimiento histórico el que hemos propuesto, por lo que los ingresos no sufrirá variaciones".

Además el ministro aclaró que los reconocimientos realizados antes de la Audiencia Pública a la Cooperativa Eléctrica de Godoy Cruz, a Edeste SA, y a Monte Comán se respetarán.

El Ministerio de Infraestructura antes de la Audiencia Pública hizo reconocimientos de ingresos a 3 distribuidoras: a la Cooperativa de Godoy Cruz (por $ 904.332), a la de Monte Comán ($ 22.999) y la de Edeste SA ($ 5 millones).

Los motivos de las correcciones en el caso de las dos primeras fue en concepto de la neutralidad impositiva de la deuda por el efecto impositivo de los intereses en las inversiones de capital propio; y en el caso de la última empresa fue por omisión de costos de personal.

En este sentido, Julio Gallegos de la Cooperativa Empresa Eléctrica de Godoy Cruz LTDA, dijo que "pedimos cerca de $ 48 millones y según lo que hemos podido saber nos reconocerán $ 40,8 millones, que es diferente a lo que había propuesto el EPRE en un principio".

Por su parte, Raúl Stasi, gerente general de Edeste SA, aclaró: "Estamos a la espera de que se instrumente el cuadro del tercer periodo tarifario. En el caso nuestro, hay correcciones en los valores de ingresos, porque en los cálculos del EPRE se habían tomado 65 empleados, y nosotros tenemos 111, de esta manera los ingresos que nos reconocerían pasarían de $ 51 millones a $ 56 millones".

Respecto a la tasa de rentabilidad, que es la que refleja el costo de capital para mantener las inversiones de las empresas por año, y que incide en el VAD de las empresas, Stasi y Farés, indicaron que "a pesar de que el EPRE propuso una tasa del 7%, el Gobierno fijó un 8%".

Comentá la nota