Ahora Renault amaga con irse de la Fórmula Uno.

A la fuga de patrocinadores y los esfuerzos de la Fórmula 1 para reducir costos, se sumó Renault con su insinuación de irse de Mundial en caso de que no se le otorgue una porción mayor de la recaudación comercial.
"Queremos seguir en la categoría, pero no es un tabú marcharnos", afirmó el director genera de la automotriz francesa, Patrick Pelata, consultado en el Salón del Automóvil de Ginebra.

"Renault está tratando de contener los costos contractuales y aumentar la recaudación", que provienen de los derechos de transmisión de televisión, derechos comerciales y patrocinios, indicó el CEO.

Honda anunció su salida de la F-1 en medio de la crisis de la economía mundial y busca comprador para su equipo, mientras que la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) promovió una reducción del 30 por ciento de los gastos con nuevas reglas para la temporada 2009.

Cinco años atrás, la F-1 estuvo al borde del cisma, cuando varios equipos amenazaron con fundar una categoría paralela, molestos con el reparto de los derechos comerciales y de televisión que realizaba Bernie Ecclestone.

Comentá la nota