Ahora, remiseros con licencia versus remiseros sin licencia

Ayer, los licenciatarios de taxi y remís reclamaron al gobierno que haya menos "truchos". Licitan 40 permisos.
Al contrapunto entre los remiseros y taxistas sin licencia con el Gobierno que motivó ya más de 15 cortes de calle en lo que va del año, ayer se sumó un nuevo reclamo. Esta vez, los que salieron a protestar son los propietarios de agencias, choferes y licenciatarios, pidiendo al Estado que ponga mano dura con los "truchos", bajo el argumento de que por culpa de ellos les baja la recaudación. Además, los que trabajan con licencia piden al Gobierno más seguridad nocturna. Desde el grupo de los que no tienen licencia, Roberto Rojo contestó que "esto es una cuestión laboral, no le robamos nada a nadie".

Por su parte, el secretario de Servicios Públicos, Daniel Campos, anunció ayer que ya está lista la resolución para llamar por primera vez a licitación de 40 licencias y que es inminente el proceso.

Los coches de los licenciatarios salieron ayer desde Libertador y Circunvalación este en Santa Lucía hasta Casa de Gobierno. Estuvieron empresas como VIP, Oeste, Luján y SE-ES. Según dijo uno de los propietarios de esta última remisera, Manuel Riboli, "el problema es la importante disminución de la recaudación y pedimos la disminución de autos no autorizados", señalando que están facturando un "30% menos en los últimos dos meses". "Los controles están ausentes, no hay trabajo y la gente nos pide soluciones", agregó el empresario.

Lo que sostiene el sector de licenciatarios es que las licencias que hay actualmente en el mercado -son unas 1.400 entre taxis y remises- responden a un índice por la cantidad de habitantes. Por eso, si hay muchos autos más en las calles, el negocio no les cierra. Oficialmente desconocen la cantidad de "truchos", pero los que reclamaron ayer dijeron que "no son menos de 500".

El conflicto de remises y taxis no es nuevo pero explotó este año con más fuerza, de la mano de sucesivos cortes de calles por parte de los que no tienen licencia, pidiendo al Estado que les conceda esos permisos. El grupo de choferes "truchos", incluso, se viene reuniendo con el Gobierno y de esas charlas surgió que el Estado tiene lista la licitación de 40 licencias (ver aparte).

Según dijo Riboli, no están en contra de esta licitación, porque de alguna manera contribuye a que haya menos "truchos" en la calle. "Pero no alcanza", dijo y agregó que "no estamos en contra del Gobierno sino que haya menos vehículos desautorizados. Es decisión de los funcionarios cómo lo logran". Adrián Tello, un chofer con licencia que también participó de la movilización, aseguró que "pedimos más controles de los truchos, porque encima que tenemos menos trabajo, nosotros pagamos, seguros caros, revisión técnica cada 6 meses, y ellos no pagan nada".

Rojo, que está en la Asociación Sindical de Trabajadores de Taxis y Remises (ASTYR) que viene reclamando porque les den licencia para salir de la clandestinidad, dijo que el reclamo de los licenciatarios "es entendible, pero todos venimos trabajando en esto hace años y el sistema está viciado hace mucho tiempo".

El secretario Campos respondió al pedido de los que tienen licencia que "vamos a empezar a hacer controles más esporádicos, queremos tener más eficiencia, mal que mal hoy también controlamos".

Sobre el tema de la seguridad, el otro punto del reclamo de ayer -inspirado en que el 25 se cumplirá un año desde el asesinado de un chofer- Campos dijo que está pendiente la puesta de GPS -sistema de rastreo satelital- en los taxis, y que prevén que pronto se haga la experiencia piloto en 200 taxis (no remises, porque estos últimos se supone que son puerta a puerta).

Comentá la nota