Y ahora quien podrá defendernos, se van Ana y Beto

Y ahora quien podrá defendernos, se van Ana y Beto

Mientras se llevan adelante las últimas sesiones ordinarias del año dos concejales históricos como Ana Asa y Alberto Esnaola, están preparando los saludos y  la despedida después de cuatro y tres mandatos respectivamente, en los cuales fueron elegidos por los ciudadanos.

La dama, militante del peronismo contó que  “tengo toda una historia aquí dentro con logros, frustraciones, momentos buenos y otros no tanto”. Haciendo un resumen de su trayectoria recordó   que “en el principio fue para aprender, porque lo primero que te encontras es la sanción del presupuesto y la fiscal impositiva y cuando ves la complejidad, te preguntas qué es esto”. A raíz de esto, destacó que “la clave es dar con las personas que te pueden asesorar. Yo tuve la suerte de trabajar al lado de un concejal como fue Juan Ruiz quien me enseño los primeros números”.

Además dijo que  “para mí es una tarea apasionante, a pesar que no es tan sencillo como se ve desde afuera, es algo que conlleva una enorme responsabilidad  porque cuando tomas  una decisión tenes que representar  a una parte de los ciudadanos porque no todos te votan”.

 En la vereda de enfrente está Alberto Esnaola, representante de la UCR quien en tono autocrítico consideró que “aunque uno siempre cree que puede haber hecho más, estoy satisfecho, porque siento que la gente reconoce mi trabajo, estén de acuerdo  o no, con lo que expresó” y señaló que “ojala este nuevo concejo este a la altura de las circunstancias y se generen  nuevos dirigentes, para  que haya diversidad, pluralidad y mejores ideas”.

Como hechos que lo marcaron enumero a la creación de la biblioteca pública Mariano Moreno (cuando fue presidente del Cuerpo entre 2003 y 2005), la consulta popular por la Policía Local, el proceso de  destitución de Horacio Tellechea, “fue muy duro“  y cuando le tomó  juramento a un intendente radical que después de 74 años volvía a gobernar la Municipalidad  de Necochea.

Coment� la nota