Ahora la provincia se hará cargo de las prestaciones de alta complejidad

Ahora la provincia se hará cargo de las prestaciones de alta complejidad
A partir de ahora el gobierno provincial se hará cargo de sostener las prestaciones de alta complejidad que brindan el sistema de salud pública de la Municipalidad especialmente en los hospitales de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) y de Niños Víctor. J. Vilela. Para eso, la Casa Gris aportará mensualmente a Rosario casi ocho millones de pesos. El anuncio fue realizado ayer por el gobernador Hermes Binner, quien aseguró que de esta manera se salda "una asignatura pendiente" con la ciudad, que "siempre fue marginada". El intendente Miguel Lifschitz indicó que con el aporte ahora el municipio podrá "reforzar algunos sectores del sistema salud en recursos humanos y equipamiento, además de otras áreas disminuidas, como servicios públicos".
La firma del convenio entre provincia y municipio se llevó adelante en el auditorio del Heca. Además de las autoridades de las áreas de salud, estuvo presente gran parte de la plana mayor del gabinete provincial y no faltó a la presentación casi ningún secretario municipal.

El gobernador recordó que "por 20 años se planteó que Rosario también es parte de Santa Fe y era una necesidad que ciudad y provincia se integraran en materia de salud", e hizo hincapié en que el aporte "es una obligación" del gobierno santafesino.

Dinero. Lo cierto es que a partir de ahora la Municipalidad recibirá mensualmente 7.864.000 pesos que saldrán del presupuesto provincial destinado a salud y que representarán anualmente un aporte a la ciudad de casi 95 millones de pesos.

Con ese dinero, Rosario financiará las prestaciones de alta complejidad en los hospitales de su red de salud, especialmente las que se llevan adelante en el Heca y el Vilela.

El gobernador explicó que los servicios se darán fundamentalmente en los hospitales públicos municipales, pero no descartó que de ser necesario "se recurra al sistema privado".

"Esto además descomprime la presión económica que significaba hacer frente a las prestaciones ante la máxima demanda", añadió.

Las prestaciones. Por su parte, el secretario de Salud de la Municipalidad, Luis Dimenza, afirmó que el monto asignado para alta complejidad "representa lo que durante 2008 se invirtió mensualmente para mantener los hospitales Heca y Vilela en su totalidad, es decir en insumos, personal y tecnología".

Además, el funcionario detalló que las prestaciones que se cubrirán con los aportes provinciales incluyen "las áreas de neonatología de las maternidades Martin y del Roque Sáenz Peña", pero "fundamentalmente los diagnósticos por imágenes —tomografías y resonancias magnéticas—, los análisis de laboratorio más complejos que se realizan en el Heca, las intervenciones cardiovasculares pediátricas y la terapia intensiva para niños del Vilela".

Para el intendente, la decisión del gobernador no sólo concreta "un compromiso asumido", sino que además alivia a las arcas

municipales.

Así, consideró que esto "permitirá resolver situaciones pendientes". En ese sentido, apuntó que "se reforzarán algunos sectores del sistema de salud en lo referente a equipamiento y recursos humanos donde hay dificultades".

Pero eso no será todo. El titular del Palacio de los Leones explicó que el ahorro "también se destinará a otras áreas del municipio que en el último año se vieron disminuidas, como son las obras de saneamiento y lo vinculado a servicios públicos en los barrios de la ciudad".

Tampoco quedaron afuera los reclamos que vienen sosteniendo los trabajadores municipales de distintas áreas, aunque aclaró que eso se llevará adelante "siempre en un marco de racionalidad y austeridad, y teniendo en cuenta cuáles son las

prioridades".

Comentá la nota