Ahora, Porretti no quiere ser restituido y reclama elecciones

Dijo que es para "legitimar con el voto popular" el cargo de intendente municipal. Solicitó a la Corte bonaerense que archive la causa mediante la cual pedía su restitución como jefe comunal.

El recientemente electo concejal de Pinamar Roberto Porretti cambió su estrategia para regresar a la intendencia municipal y retiró la demanda contra el HCD que él mismo había presentado luego de su destitución. En ese sentido, reclamó que se convoque de inmediato a elecciones para "legitimar con el voto popular" el puesto de jefe comunal que el edil Rafael De Vito ocupa interinamente desde abril del año pasado. Para ello Porretti desistió formalmente de su pedido para volver al Departamento Ejecutivo y espera que la Suprema Corte bonaerense archive esa causa. Sin embargo, desde el deliberativo anticiparon que pedirán a la Justicia que se expida sobre el tema.

"Decidí levantar esta presentación ante la Suprema Corte a fin de que se llamen a elecciones cuanto antes para el distrito de Pinamar para el cargo de intendente y que el cargo de intendente realmente sea ocupado por una persona que el pueblo lo haya elegido", explicó ayer Porretti. "Es una forma de destrabar una situación que está perjudicando a Pinamar, la ciudad vive una situación de inestabilidad porque en cualquier lugar que haya una persona que no esté legitimada por el voto popular genera inestabilidad", recalcó.

Con el 28 por ciento de los votos, Porretti ganó las recientes elecciones legislativas y se aseguró una banca como concejal a partir de diciembre. Ese argumento fue utilizado en su presentación para desestimar su reclamo de volver al Ejecutivo. "Soy intendente y he sido elegido por el pueblo, ganamos en 2007, ganamos en 2008 las autoridades del Consejo de Partido (del Partido Justicialista), hemos triunfado también en las elecciones pasadas así que en función de eso asumimos esa responsabilidad nuevamente", indicó. "Como el que presentó la demanda fui yo, tengo la posibilidad de desistir esta demanda y no tengo que consultar a nadie. La ley establece que se convoque a elecciones dentro de los 150 días a partir de ayer que yo presenté el pedido", aclaró.

En su reclamo, Porretti solicita la puesta en marcha de un nuevo acto eleccionario y definir en las urnas al próximo jefe comunal que complete el período hasta 2011. "Pienso que ahora el gobernador de la provincia de Buenos Aires tiene que llamar cuanto antes a elecciones en el Partido de Pinamar a fin de que la gente vote y tengamos por lo menos hasta el 2011 un intendente legitimado por el voto popular. Cualquiera que sea elegido va a terminar el período", expresó.

Porretti volvió a insistir en su inocencia al sostener que "yo sigo opinando que he sido mal destituido, no hubo motivos jurídicos para mi destitución, esto fue una decisión política que perjudicó a Pinamar, no había necesidad de destituirme, yo tuve escasos tres meses de gestión, esto fue un error muy grande del Concejo Deliberante, pero como se demora esta decisión que debería tomar la Corte de la Provincia en cuanto a mi restitución o no, decidí desistir de esta demanda aunque no de los derechos que me asisten".

Por su parte, desde el Concejo Deliberante anticiparon que solicitarán a la Corte bonaerense se expida sobre la causa. La edil vecinalista Claudia Solino dijo que "ahora la Corte va a correr traslado al HCD y el Concejo deberá definir qué hace. A pesar de lo que se perciba por parte de la población, Roberto Porretti con esta decisión queda destituido. Lo que el Concejo dijo respecto de las causas que produjeron daño a la Municipalidad de Pinamar y mal desempeño quedan firmes".

Comentá la nota