Ahora oficialistas bonaerenses esperan “gestos” de Felipe Solá

En el gobierno de la provincia de Buenos Aires esperan que el ex gobernador Felipe Solá realice "algunos gestos" a su tropa legislativa para que se destrabe el tratamiento del Presupuesto 2009 que ingresó en terrenos fangosos en la legislatura provincial.

El tratamiento del Presupuesto 2009 por parte de la legislatura de la provincia cayó en el centro de las disputas política que se vienen desenvolviendo en el Frente gobernante, en donde por ahora conviven los críticos referenciados con Felipe Solá con el resto de los legisladores oficialistas.

Deteriorada las alianzas que el bloque del FpV/PJ supo alcanzar en forma incondicional otrora y con diversos sectores conviviendo en su seno, en la legislatura y en la Casa de Gobierno sólo esperan que este fin de semana se produzca un gesto del ex gobernador para destrabar la negociación por el Presupuestos 2009.

Lo esperan porque estiman que Felipe Solá “no querrá hacer pasar por las misma vicisitudes que él, al actual gobernador Daniel Scioli”, cuando a fines del 2004 la legislatura votó un Presupuesto –el Presupuesto para el 2005- que finalmente Solá optó por vetarlo y ampliar el del 2003.

Pero también esperan que Felipe Solá ordene su tropa en la legislatura de la provincia de Buenos Aires donde conviven bajo el ala del ex gobernador una “fauna de muy variada especie”. E incluso, señalan, que allí “hay gente que sabe bien como se traba un presupuesto, por se lo hicieron a él”.

El nudo del conflicto, por ahora, parece ubicarse en la Cámara baja pero ya muchos temen que el problema pueda expandirse a la Cámara de Senadores donde el ex gobernador mantiene una buena comunicación con al menos cuatro senadores. No alcanzan los dedos de las manos para contar los adeptos que Solá tiene en Diputados.

Comentá la nota