"Por ahora, Nación no está pensando en la vacuna"

En el mundo ya se habla de campañas de vacunación contra la nueva influenza, en la Argentina todavía el tema está en estudio. La primera aplicación sería un spray.
El ministro de Salud de la provincia, Luis César Martínez indicó a EL LIBERAL que "por ahora Nación no está pensando en la vacuna contra la gripe A" y resaltó que todavía "es un tema que está en estudio".

Las apreciaciones del funcionario provincial se expresaron dentro un contexto mundial donde en varios países de mundo -donde la influenza H1N1 se encuentra en su máximo brote - ya se habla de campañas de vacunación para la población.

Pero para Martínez las autoridades sanitarias de la Argentina todavía están en una etapa de estudio de la posible vacuna contra la influenza que mató a 512 personas en el país y que con seguridad se sabrán novedades de la misma cuando se aproxime el período crítico de un nuevo brote.

Mientras en el sur del mundo la gripe A pierde fuerza, en Estados Unidos se habla de la posibilidad de que la primera vacuna sea un spray. Precisamente, el doctor Jay Butler de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades dijo que las vacunas serán distribuidas en la primera semana de octubre. "Inicialmente anticipamos que 3,4 millones de dosis de vacuna estarán disponibles", precisó Butler en una conferencia telefónica con la agencia de noticias Reuters.

"Anticipamos poder empezar a recibir órdenes para la vacuna a inicios de octubre", añadió Butler.

El Gobierno norteamericano proveerá la vacuna contra la H1N1 gratuitamente a unos 90.000 distribuidores, incluyendo oficinas de doctores, cadenas de venta minorista y departamentos estatales de Salud. "Estimamos que la cantidad de vacunas que estarán disponibles aumentará durante octubre", dijo, agregando que las entregas finalmente subirán a unas 20 millones de dosis por semana.

Estados Unidos ha ordenado 195 millones de dosis de la vacuna contra la popularmente conocida gripe porcina a cinco compañías: MedImmune, una unidad de AstraZeneca; Sanofi-Aventis; la australiana CSL; GlaxoSmithKline y Novartis.

El país del Norte recomendó que cerca de unos 160 millones de personas, casi la mitad de la población, sea vacunada primero: mujeres embarazadas, trabajadores de la salud, niños y personas con condiciones crónicas como diabetes o asma, que tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente de influenza.

En todo caso, esto no será obligatorio y será responsabilidad de la gente que vacune decidir quién la recibe primero.

Comentá la nota