Ahora el Municipio siembra dudas sobre la tasa de seguridad

El intendente no estaría de acuerdo con crear un nuevo tributo. La iniciativa sigue en debate en el Concejo. Ya recibió el visto bueno de los foros de seguridad y del comercio del centro.
Una vez más, la posible creación de una tasa para financiar la seguridad del distrito genera discrepancias entre sus adeptos y detractores, antes que el proyecto llegue al recinto. A pesar del apoyo que tendría el nuevo tributo de parte de la mayoría de los foros vecinales de seguridad y de parte del comercio, quien no estaría dispuesto a aceptar la medida es el intendente Humberto Zúccaro.

Fue el propio mandatario quien en más de una oportunidad señaló que "no emitirá opinión" sobre el proyecto hasta que éste no sea volcado al papel con la intención de convertirse en ordenanza. Ayer, una vez más esquivó la consulta periodística, aunque con gestos claramente negativos hacia el posible nuevo tributo.

Desde hace tiempo, el jefe comunal se viene mostrando en contra del aumento de cualquier tipo de tasa o tributo. Inclusive ayer dijo no compartir la idea de algunos de sus pares del interior de la Provincia de Buenos Aires que pretenden para el 2009 una suba de tasas de entre el 30 y el 40% para paliar la crisis económica.

La creación de la tasa de seguridad es impulsada por el presidente de la bancada del Frente para la Victoria, Carlos Olivera, quien además preside la Comisión de Seguridad y Derechos Humanos.

Los que sí

Primero fueron los integrantes de los foros vecinales de seguridad los que entregaron una notificación a los ediles en la cual, la gran mayoría se mostró de acuerdo con la creación del nuevo tributo, aunque el escrito decía haber sido aceptado por unanimidad y parte de ellos salieron un día después a desmentirlo.

Esta noche, desde las 20, será el turno de los comerciantes, ya que los representantes de la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines de Pilar (SCIPA), se reunirán con los concejales para hacerles saber sus "sugerencias" sobre el proyecto original.

Los foristas solicitaron mayor participación, pretendiendo que un miembro de cada uno de los seis foros integre el ente autárquico que pretenden crear, Organismo de Seguridad e Integración Ciudadano (OSIC) y no uno solo elegido por todos como ordena el proyecto.

En tanto los comerciantes quieren que las entidades que tengan representante en el ente estén obligadas a contar con personería jurídica.

El punto en común entre foristas y comerciantes es la intención de que la tasa de seguridad sea de bajo costo, optativa y escalonada según el poder tributario de cada frentista.

Comentá la nota