Ahora son los mismos vecinos los que salen a matar mosquitos .

La masiva participación, principalmente con la ejecución de acciones, dejó en evidencia que ahora es el mismo vecino quien le declaró la guerra al aedes. Los habitantes del Molina Punta tomaron "la posta" en tareas ejecutadas ayer por la Provincia en ese sector.
El mal golpea las puertas de los hogares, y la reacción vecinal es la que ahora hace frente. La preocupación de los correntinos, por los crecientes casos de dengue en esta capital, ha despertado un dejo de voluntad para colaborar en cuanta labor se ejecute en pos de erradicar el mosquito transmisor. En la mayoría de los casos consideran las acciones como tardías, pero sacan a la luz el clásico refrán de "más vale tarde que…", sobreponiendo a una justa actitud de malestar por lo que no se hizo, la necesidad de hacer antes de que el mal tome los ribetes alcanzados en algunos poblados de la vecina provincia de Chaco.

"No puede ser que se haya llegado a esto, ahora hay acciones, hoy, después de más de cinco meses de que pedimos que se atiendan las serias carencias que tiene el barrio", señaló a "época" Rosa Montenegro, vecina del barrio Molina Punta quien participaba activamente ayer del operativo ejecutado por la Provincia en esa zona de la Capital.

En la misma actitud de reclamo, la mujer dejaba ver su interés por lo que se estaba haciendo en el sector, caminando a la par de agentes sanitarios y operarios involucrados en la campaña contra el dengue.

"Estoy segura que más de 90 por ciento de los habitantes del barrio no tenía idea de qué era realmente el dengue, y un mínimo grupo podía haber sabido del tema a oídos", reveló Rosa, al tiempo que resaltó que "nos tiene que tocar, tenemos que sentirlo cerca y saber que le puede tocar a nuestros hijos para tomar conciencia. Es lo que pasó en los barrios, hasta el más 'dejado', hoy sacó la basura y recipientes de su casa porque nadie quiere estar expuesto".

En este caso, a los habitantes del Molina Punta; semanas atrás, a los del Progreso y del Ongay, pero el dengue está logrando movilizar a los correntinos ante lo que consideran pura y exclusiva inacción comunal. Las campañas no llegaban directamente al hogar y obligan a tomar medidas. Lo que moviliza, según coincidieron los vecinos, es saber que tu vecino, el de la vuelta, o el pariente puede tener dengue.

"Un mujer dijo a los medios la semana pasada que no había que tener miedo a decir que se padecía la enfermedad, coincido plenamente con ella. Pero el vecino no tiene los elementos para evitar que la enfermedad se propague, puede colaborar sí, pero la mayoría se siente indefenso. Me sorprendió gratamente ver a todo el barrio movilizado, por la fumigación, la limpieza y hasta yendo al centro de salud para preguntar cuál es el síntoma exacto de la enfermedad", consideró Pablo Servín, habitante del complejo 500 viviendas.

Los trabajos en la barriada cercana a la costa del río Paraná se ejecutaron en la totalidad de las manzanas del sector, con fumigación, control de reservorios, descacharrizado y concientización. Diversos factores desfavorables en la lucha contra el dengue se presentan en ese punto de la ciudad, nuevamente pastizales, basurales y reservorios de agua.

Alarma generalizada

En cada uno de los centros de salud barriales se ha marcando una tendencia en alza en las últimas semanas, las consultas por tener síntomas similares a los del dengue son una constante.

"Durante todo el día estamos atendiendo a personas con estados febriles o síntomas que se asemejan mucho al dengue. La gente parece haber tomado real conciencia", explicó Mario Balestra, profesional a cargo del CAPS del barrio Molina Punta, al tiempo que agregó que "a diferencia de otras afecciones, esta no es una enfermedad relacionada a la pobreza, y es ahí donde se ha marcado la diferencia. Todos por igual temen contraer dengue, todos por igual consultan y se interiorizan".

Los Centros de Atención Primaria de la Salud, tal la orden de autoridades sanitarias, trabajan durante todo el día para el control de sintomatologías similares a las del dengue.

AUMENTA EL NUMERO DE CASOS : Hay 30 confirmados y detectan otro sospechoso

La cartera sanitaria provincial confirmó, en la jornada de ayer, la detección de dos nuevos casos positivos de dengue, uno autóctono y el otro importado de Chaco, según explicaron.

De igual forma, en pleno operativo realizado en el barrio Molina Punta, una menor de edad habitante del sector fue sometida a los estudios de rigor por presentar, aunque aún prematura, la sintomatología de la enfermedad.

Según los datos entregados desde el Ministerio de Salud, se confirmaron dos casos más de dengue en esta ciudad, uno importado proveniente de Sáenz Peña, Chaco, y uno autóctono del barrio Progreso, con los cuales ascienden a 30 los pacientes con dengue en lo que va de 2009.

El paciente importado eleva a 12 los casos de este tipo, se trata de una mujer, madre de familia, quien tiene domicilio establecido en Sáenz Peña, Chaco, y que llegó a Corrientes visitando a su familia, en tanto que el caso autóctono corresponde con la circulación viral del barrio Progreso, de donde también provienen los otros 17 autóctonos contabilizados hasta ayer.

En lo que respecta al caso sospechoso del barrio Molina Punta, la titular de Zoonosis de Salud Pública, Karina Ramos, mencionó que se trata de una menor de edad que vive por calle "Las Margaritas" al 1400 y que había estado en los últimos días en la localidad chaqueña de Castelli.

"La nena presenta una clínica compatible con los síntomas de la enfermedad, pero aún transita el segundo día con la dolencia, por lo que esperan a que se cumpla el ciclo de una semana necesaria para dar el diagnóstico certero", precisó Ramos.

Comentá la nota