Por ahora, Martín no va ni a la cárcel ni a la cancha

El actual jefe de la barra de Boca debe cumplir una pena de 16 días, pero presentó una apelación.
Mauro Martín volvió a tirarle una gambeta a la Justicia. Ayer era el último plazo que el juez Ladislao Endre le había impuesto para que se presentara a cumplir una pena de 16 días que le quedó pendiente del año pasado. Y el actual jefe de la barra de Boca presentó una apelación ante la Justicia que le permitirá pasar el fin de semana en libertad. Según su abogado, Horacio Rivero, Martín no irá mañana a Victoria. "No va a ir, como tampoco fue contra Argentinos ni contra Guaraní, porque quiere evitar problemas", dijo a Clarín.

La frase de Rivero choca de frente con lo que expresó Richard William Laluz Fernández, El Uruguayo, tras el enfrentamiento entre su grupo y el de Martín el domingo enfrente del Parque Lezama. El Uruguayo sostiene que Martín estuvo en la Bombonera contra Argentinos y Mauro lo niega.

Al margen de sus declaraciones cruzadas, la Corte Suprema de Justicia recién resolvería la próxima semana si Martín tiene que cumplir adentro esos 16 días por trabar molinetes en la cancha de Vélez, en 2006. Su abogado ya había pedido una suspensión de la pena. Y ayer apeló la decisión del juez y ganó tiempo para esperar en libertad lo que resuelva la Corte.

Comentá la nota