¿Y ahora, Maravilla?.

Joe Greene se bajó y Sergio Martínez se quedó sin rival. ¿Se viene la unificación con Daniel Santos?.
Cuántas vueltas tiene la primera defensa de Sergio Martínez de su título superwelter CMB interino. Primero, Maravilla debió pasar la clásica mesa de negociaciones para determinar quién sería el challenger, pero la cadena HBO le eligió rápidamente al neoyorquino Joe Greene. Después vino la franela por dónde se haría la pelea. Del mítico Madison Square Garden la velada pasó por varios estados, llegó hasta Vancouver (Canadá) y finalmente recaló en Biloxi, Mississippi. ¿Final de la historia? No.

Ayer Greene adujo problemas renales y a diez días del combate hubo que salir a buscarle rival al quilmeño. Hay dos variantes. La más potable es vérselas con el puertorriqueño Daniel Santos, campeón de la AMB, pero el boricua no quiere unificar sino pelear en 71 kilos (tres libras encima del límite). El otro oponente que se menciona es el yanqui Travis Simms, ex monarca AMB, aunque el problema es que no figura en el ranking del CMB.

Desde su concentración californiana, Martínez no tiene dramas, pero si le dan a elegir, no duda. "Ojalá que lo convenzan a Santos. Me siento maduro para tenerlo enfrente y ganarle. Y encima estaría el tema de la unificación. Espero que me llamen con la noticia", aseguró. Anoche, tarde, seguían buscando quién será su oponente.

Comentá la nota