Por Ahora: Levantaron los piquetes en Caleta Olivia

Tanto los desocupados como los trabajadores de las cooperativas que prestaban funciones para la pesquera Barillari desalojaron la ruta, ante las promesas de posibles soluciones; para los fileteros, se les daría un incremento y también materia prima para que procesen.
En horas de las tarde la ruta nacional N° 3 retomó la calma, cuando los mas de dos centenares de manifestantes decidieron desalojarla, ante la promesa de autoridades Municipales de iniciar gestiones para dar respuestas a los dos reclamos. Los desocupados mañana se reunirían con autoridades, en tanto que a los fileteros se le incrementaría en 200 pesos el subsidio que están percibiendo, y además se les conseguiría materia prima para que la puedan procesar en la misma planta.

En lo que refiere al conflicto que tuvo como protagonistas a los trabajadores de las dos cooperativas de las pesquera Barillari, Diego Tapia, referente de una de ellas, remarcó: “tuvimos contacto con el Secretario de Hcienda Santiago Cao y por teléfono con el Intendente quien dijo que estaba tratando este tema una de las soluciones aunque la deuda sigue, es que las empresas chicas que hay de pesca van a tratar de abastecernos de pescado y nosotros procesarlo esto en la planta de Barillari sin la empresa”, y añadió: “en el medio estaríamos recibiendo mil pesos hasta que empecemos a recibir plata de lo que ganemos con el trabajo, el manejo de la planta la tendríamos las dos cooperativas y nosotros procesaríamos y luego se venderían las mismas empresas chicas que nos dan la materia”.

Asimismo adelantó que el próximo martes se firmaría este compromiso, “y nos aseguran 1000 cajones por día que son cinco horas de trabajo diaria”.

El otro grupo de desocupados mantuvo una reunión con la concejala Iris Lopez a cargo de la Intendencia quien dijo que mañana los recibirían autoridades Municipales para iniciar diversas gestiones y así darles una respuesta concretar a la requisitoria laboral.

Quejas de la Gente

El grupo de los 60, si bien se mantuvo en el lugar de la manifestación, ya no tenía dominio de la medida de fuerza, a pesar de que sus delegados habían ido al edificio municipal para tratar de “negociar” una salida a esta situación.

En cierta manera lograron justificar su repliegue del acceso norte luego de que fueran escuchados por Iris López, la presidenta del Concejo Deliberante que interinamente se hallaba al frente del Departamento Ejecutivo.

La edil habría tomado contacto con el intendente Fernando Cotillo que se hallaba en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, entrevistándose con el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, procurando acelerar un nuevo plan de obras públicas que descomprimiría la creciente demanda laboral de una ciudad que ya estaría superando los 60 mil habitantes.

Pero la realidad era otra ya que la ruta se mantuvo cortada hasta casi las 14 por los fileteros, quienes solo permitieron el paso a eso de las 10:45. Se cree que su estrategia fue retirarse a tiempo, antes de que recibieran alguna intimación del Juzgado Federal de Comodoro Rivadavia por estar bloqueando una ruta nacional.

Como fuera, los problemas que generó este doble piquete fueron innumerables, comenzado por la suspensión temporaria de los servicios de las empresas de transporte de pasajeros de corta y media distancia.

Además, varias decenas de personas tuvieron que implorar a los piqueteros de ambos grupos que las dejaran pasar ya que debían viajar por cuestiones de salud u otras razones de urgencia.

A todo esto, las críticas hacia los piqueteros (de ambos grupos) que se escucharon por las emisoras radiales, superaron a escuetos apoyos solidarios, en tanto se reiteraron conjeturas que anexan este tipo de medidas de fuerza con el año electoral.

Comentá la nota