Ahora el que se lesionó es Román

Tiene un problema en el isquiotibial izquierdo y no jugará contra Lanús. Palermo seguirá en el banco.
Otra lesión se entromete en los planes de Carlos Ischia y de Boca. Esta vez, la maldición que sufre el plantel le tocó, de nuevo, a Juan Román Riquelme. De acuerdo al parte médico del doctor Pablo Ortega Gallo, el 10 sufre una distonía en el isquiotibial izquierdo y, por tal motivo, ni siquiera se concentró para el partido del domingo, ante Lanús.

Riquelme no se entrenó con el resto de sus compañeros, que hicieron ejercicios con pelota y trabajos de definición bajo el negro cielo, sino que estuvo en el gimnasio y en el consultorio. Luego de charlar con Ischia y con los médicos, la decisión fue no arriesgarse a que la dolencia se agrave. Lo explicó el propio entrenador: "No queremos que llegue a una lesión más importante; tiene dos molestias, entonces preferimos cuidarlo porque en doce días tenemos un partido de Copa". Es que la gran apuesta, claro está, es la Libertadores.

El enganche casi se acostumbró a convivir con las lesiones en este último tiempo. Durante el debut, frente a Gimnasia de Jujuy, Riquelme padeció gastroenterocolitis. Ese mismo problema, más un estado febril, le impidió entrenarse el martes de la semana pasada. En el segundo semestre de 2008, una molestia en el sóleo izquierdo lo tuvo a maltraer, incluso, hasta el final del torneo. Al inicio del 2009, sumó una contractura en el recto anterior derecho que lo marginó de los amistosos veraniegos. ¿Qué dice Ischia? Se muestra tranquilo. O, parafraseando los famosos dichos de Cáceres, aparenta estarlo.

El cambio es cantado. Gracián será el armador este domingo. "Ya lo dije: el reemplazante natural de Riquelme es Leandro, pero no voy a dar el equipo. Voy a esperar hasta mañana (por hoy)", anunció el técnico. De todos modos quien era duda, Morel Rodríguez, quedó afuera de la lista de concentrados. Era la confirmación que faltaba para Krupoviesa, que será el lateral izquierdo. Palermo, por su parte, estará en el banco nuevamente.

La falta del jugador más importante de Boca no pasará por alto en el Sur. Y la comparación es inmediata, porque Zubeldía no tendrá a José Sand. ¿Qué ausencia se sentirá más? Ischia deja la balanza equilibrada: "Riquelme es muy importante para nosotros; Sand tiene un promedio de gol impresionante y hasta fue campeón. No sólo hace goles, también participa mucho en el ataque. Es un delantero interesantísimo y siempre se siente la falta de un jugador así". Así como se siente cuando falta Román. Un jugador que, al igual que Boca, parece no poder escaparle a la maldición de las lesiones.

Comentá la nota