Ahora el juez tiene que fijar día y hora

La Cámara Federal confirmó la competencia del juez de Zárate-Campana en la causa que investiga el tráfico de efedrina y avaló la citación a indagatoria de De Narváez. El diputado reelecto se presentó a decir que quiere declarar.
Esta vez no acudió con su doble de "Gran Cuñado" y evitó el "alica-alicate". Llegó a las 7.30 acompañado por sus dos abogados. Fue el día y la hora señalada por él mismo para decirle al juez federal Federico Faggionatto Márquez que, ahora que ganó las elecciones, lo cite lo antes posible a indagatoria para explicar que no tiene nada que ver con el tráfico de efedrina. Francisco de Narváez dijo que no se había presentado antes porque, se sabe, no es afecto "al show mediático". El diputado reelecto de Unión-PRO decidió acercarse a Campana con la resolución en mano de la Cámara Federal de San Martín que rechazó la recusación contra el juez presentada por sus abogados. "Los argumentos desplegados son insuficientes para decretar la separación" del magistrado, escribieron los camaristas. También desestimaron que los 36 pedidos de juicio político en su contra sean un obstáculo para su continuidad al frente de la instrucción (ver aparte).

Con fecha 30 de junio, Daniel Mario Rudi, Alberto Daniel Criscuolo y Hugo Daniel Gurruchaga ratificaron en nueve carillas la competencia de Faggionatto con los siguientes fundamentos:

- "El argumento de las 36 denuncias que el juez recusado registra ante la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura se refiere a asuntos manifiestamente ajenos al presunto objeto procesal (...) En estricta clave constitucional es el juez designado por la ley mientras no sea destituido después del correspondiente proceso de remoción. Luego, el motivo disciplinario de inhabilidad invocado es improcedente".

- "El llamado a declaración indagatoria (a De Narváez) dispuesto en la resolución del 5 de junio se inscribe en la esfera de actividad de instrucción propia del juez de la causa (...), porque la adquisición de elementos de juicio pertinentes y útiles permite determinar si existe mérito para la continuación del proceso y conducirlo a la etapa del juicio."

- "La declaración del sindicado (De Narváez) es un acto de investigación, pero también un acto protector o defensivo para el investigado."

- Con respecto a las llamadas realizadas desde un teléfono a nombre de De Narváez a Mario Segovia, conocido como el "rey de al edefrina", de la información aportada por "testigos de identidad reservada o revelada", de la interceptación de correos electrónicos, rechazados como motivos para la citación del diputado, sostienen que "son estrictamente defensas adelantadas respecto del fondo de la cuestión".

- "El tribunal no advierte que las informaciones periodísticas incorporadas por la parte reúnan entidad suficiente para la procedencia de la pretensión separatista por un supuesto adelantamiento de la opinión de los términos de la regla procesal criminal."

No obstante, los camaristas le ratificaron al juez el pedido de discreción que ya le habían realizado el 28 de mayo al rechazar la recusación presentada por Segovia. En ese caso el planteo fue impulsado por el abogado Mariano Cúneo Libarona, a la sazón letrado corporativo del canal América TV, del cual es copropietario De Narváez.

"Lo único que pasó fue tiempo", sintetizó un abogado al explicar los motivos que llevaron al diputado a ensayar una parafernalia judicial para evitar declarar antes del 28 de junio: tiempo en el que pasaron las elecciones. Ayer, el diputado le pidió al juez que habilitara si es necesario la feria judicial para tomarle declaración. En el juzgado, explicaron que el anticipo del receso dispuesto por la epidemia de gripe A alteró todos los cronogramas.

Acompañado por sus abogados Alejandro Carrió y Gustavo de Urquieta, el líder de Unión-PRO, como "un ciudadano más", le anunció al juez por los medios que se presentaría a las 7.30 a manifestar su voluntad de colaborar con la Justicia. "Fue un encuentro amable y en tono respetuoso. El entendió y yo entiendo que él está representando a la Justicia y yo como ciudadano me he presentado con esa condición", repitió el diputado-empresario después de encontrarse por primera vez cara a cara con el juez.

A principios de mayo, a horas de presentar su defensa ante la Comisión de Acusación del Consejo de la Magistratura que lo investiga por supuesto mal desempeño, el juez Faggionatto Márquez citó como testigo a De Narváez.

La aparición de llamadas desde un teléfono Nextel a su nombre a Mario Segovia, procesado y detenido por contrabando y narcotráfico, motivó el requerimiento. El diputado negó conocer a Segovia y dijo que el Nextel lo usaba Danilo Coronel, el parrillero de su casa de Luján. Se autodenunció y atribuyó todo a una "campaña sucia" en su contra.

Faggionatto Márquez negó connotaciones electorales a su citación."¿Sabe por qué no esperar dos meses? Porque él (De Narváez) habló del tema en los diarios; no fui yo, fue él; denuncia el hecho en un juzgado y activa el sistema para que el hecho sea aclarado", había dicho en aquel momento el juez.

De Narváez envió un escrito negando vinculación con el episodio, pero la declaración no convenció al juez que recibió, además, testimonios que vinculaban al empresario con el tráfico de efedrina. Dispuso su citación a indagatoria, trámite que hasta ahora no se cumplió por la recusación.

La resolución de la Cámara justifica la pretensión del juez para que, como cualquier ciudadano, el diputado reelecto despeje las sospechas sobre sus relaciones con Segovia. Esta vez, habrá que esperar por la gripe A.

Comentá la nota