Ahora investigan quién debía rastrillar la zona donde aparecieron los Pomar

El subsecretario de Investigaciones bonaerense, Paul Starc, dijo que buscan determinar a los responsables. La suegra de Pomar dijo hoy que se sentía "muy defraudada con la investigación". La familia apareció ayer muerta a la vera de la ruta 31 en lo que aparentemente fue un accidente de tránsito.
La aparición de la familia Pomar muerta a la vera de la ruta 31, a pocos metros de la calzada y en un tramo de lo que era su camino a Pergamino desató una ola de críticas de los familiares por las fallas en la investigación. "Me siento muy defraudada", dijo hoy María Cristina Robert, la madre de Gabriela Viagrán, quien junto a su esposo Fernando Pomar y sus dos hijas fue encontrada muerta ayer luego de 24 días de misterio.

La suegra de Fernando Pomar también objetó: ¿Cómo puede ser que en 24 días no hayan registrado nada?". Por ello, pidió "que se investigue por qué motivo no encontraron antes a esta familia, por qué motivo esperaron tanto para encontrarlos".

El subsecretario de Investigaciones bonaerense, Paul Starc, admitió que "en algún lado falló" la investigación y que por estas horas buscan determinar quiénes fueron los responsables de rastrillar la zona de la vera de la ruta 31, donde aparecieron los cuerpos.

"Estamos evaluando e investigando qué es lo que sucedió, quiénes son los responsables de haber hecho los rastrillajes por esa zona. Vamos a tratar de ver de quién fue la responsabilidad por el error que se cometió", dijo Starc a Radio 10.

Fernando Pomar (40 años), su esposa Gabriela Viagrán (37) y las dos hijas, Candelaria (6) y Pilar (3) fueron hallados muertos ayer a la vera de la ruta provincial 31, en una zona de montes, donde se encontró volcado el Fiat Duna Weekend rojo en el que viajaban.

En declaraciones afuera de su vivienda en la ciudad bonaerense de Pergamino, Robert dijo que "ninguna autoridad" la llamó para informarle de la aparición de los cadáveres y añadió que se enteró por un canal de televisión que se comunicó con ella.

"Ya no es vida esto, yo ponía mi vida, mi cuerpo" para que la familia apareciese sana y salva, dijo la mujer entre sollozos.

Comentá la nota