¿Ahora Ibarra no renuncia?

Había dicho que dejaría la Intendencia. Hoy analiza pedir licencia y también renunciar al Congreso en 2010.
Hasta ahora, el escenario que había pintado Mauricio Ibarra era que renunciaba en diciembre a la Intendencia de Rawson para asumir ese mes como diputado nacional. Ahora cambió de opinión. Según fuentes de su entorno, analiza asumir en diciembre en su banca en el Congreso pero no renunciar al cargo de intendente, sino pedir licencia, para poder volver el año que viene al ruedo provincial y desde ese espacio de poder municipal, catapultarse como candidato a gobernador en 2011. Esto último, pese a que su socio electoral, Roberto Basualdo, tampoco descarta presentarse para la Gobernación.

Ibarra aseguró que en los últimos días ha tenido planteos de militantes del frente del peronismo disidente Unión por San Juan, que integra el ibarrismo con el basualdismo y el macrismo, que le dicen que "debe quedarse en la provincia para construir", es decir, que ni siquiera asuma en la banca en diciembre, para no perder presencia en San Juan. Ante ésto, el rawsino aseguró a este diario que sí o sí va a asumir pero que el resto del panorama está desdibujado.

"Siempre están esas expresiones, pero voy a asumir. Voy a asumir en diciembre", lanzó el jefe comunal. Y agregó, sin descartar nada: "me parece que no hay por qué tomar decisiones hoy que se puedan tomar mañana".

"Lo que más quiero hoy es construir un espacio político grande y amplio y lo demás el tiempo lo dirá. Yo voy a asumir hoy por hoy, pero el tiempo dirá si haré lo que algunos compañeros me plantean", aseguró. Sobre renunciar a su banca más adelante, respondió sugerente: "nunca digas de esta agua no he de beber. Lo veremos".

Lo cierto, es que según fuentes de su entorno, Ibarra considera que es apresurado no entrar al Congreso ahora, por eso asumirá, pero que cree que el planteo de volver después a la Intendencia es muy serio y ventajoso. De paso, no le dejaría una concejalía al giojismo, porque si el intendente no renuncia, su sucesor, el presidente del Concejo Gustavo Rojas, también debe pedir licencia y no le dejaría la vacante al oficialismo.

Como lo pintaron fuentes cercanas al intendente, hay dos grupos de militantes que piden cosas distintas. Unos, plantean que debería quedarse y dedicarle la mayor cantidad de horas al proyecto provincial, que debería salir a plantear un esquema sólido de cara a 2011, y no pasar un año y medio concentrado en la Nación sin hacer una oferta concreta a los sanjuaninos. El otro grupo plantea que sería un error de confianza hacia el electorado no cumplir con la palabra de ir al Congreso.

Para definir, Ibarra quiere ver cómo se presenta la realidad política nacional y provincial, según las fuentes. La idea que más prende es que estará no más de un año en la banca. Hasta evalúan que habría que apurar la renuncia a la banca si adelantan las elecciones en San Juan, porque están convencidos de que si la Nación sigue cayendo en la opinión pública, algunos gobernadores van a apelar a un plan salvataje y van a intentar despegarse del kirchnerismo como sea. Así, analizan que a mediados del año que viene deberían estar las cartas mostradas, máxime cuando la intención oficial es que se disputen internas abiertas obligatorias y simultáneas antes de las generales.

Fuentes ibarristas aseguran que ésto no era la idea inicial, que la idea era "ganar bien" en las legislativas 2009 y que eso catapultara a Ibarra automáticamente como precandidato a gobernador. Pero no sucedió así, porque el giojismo arrasó y el rawsino llegó "raspando" a la banca e incluso no logró imponerse en su propio departamento.

Comentá la nota