Y ahora, qué se hace con la norma

Un nuevo problema institucional se presenta para el Concejo Deliberante y el Departamento Ejecutivo municipal.
El Ejecutivo determinó vetar la ordenanza original (Nº 4563) dos días después de que los concejales habían resuelto reconsiderar esa norma.

En ese contexto se generó un problema jurídico, qué texto deben tratar los concejales: la ordenanza vetada por el Ejecutivo o su propia reconsideración concretada en la última sesión.

La diferencia no es menor, en caso de tratar la reconsideración sería una modificación de algunos artículos de la ordenanza, mientras que si se avanza sobre el veto que el Ejecutivo les enviará, se debería modificar la totalidad de la norma porque el veto fue total.

En el municipio capitalino reconocen que existe un vacío legal en este tema y que será el propio cuerpo quien deberá determinar cómo se resuelve este dilema.

La decisión del Intendente destruyó la intención política de los ediles de ser ellos mismos quienes enmendaran su grave error original, y al mismo tiempo les envió un claro mensaje político.

Comentá la nota