Por ahora no habrá reunión con Torroba

El gobernador dijo que la presentación de números del intendente de Santa Rosa será analizada por el Ministerio de Hacienda, el organismo que atiende a la capital provincial y también a General Pico.
"En la provincia de La Pampa no habría mayores modificaciones en los horarios de cierre de los boliches", pese a que el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, le había solicitado al pampeano Oscar Mario Jorge que tuviera en cuenta la prohibición impuesta en su territorio que llevaba el límite de cierre a las 5.30.

Jorge, al ser consultado por LA ARENA dijo que efectivamente Daniel Scioli había dialogado con él para que analizara el tema y evitar que los jóvenes se trasladaran de una provincia a la otra especulando, precisamente, con el horario de cierre de los boliches en la zona limítrofe entre La Pampa y Buenos Aires. "Es cierto que Scioli me hizo la consulta y nosotros la trasladamos a Asuntos Municipales para conocer qué horarios tenían en las distintas localidades del Este provincial, teniendo en cuenta que es una potestad de los municipios", analizó el gobernador. Y agregó que "como el horario de cierre en Buenos Aires es las 5.30 prácticamente no habría margen para el traslado de jóvenes porque ese es más o menos el horario que hay en los pueblos cercanos al límite, 5.30-6", razonó el primer mandatario.

Scioli también le había solicitado a Mauricio Macri "que adhiera la Ciudad de Buenos Aires, porque sería muy malo que después de las 5.30 crucen la General Paz y lo que no pasa acá, pase allá". Junto a ese límite, el gobierno de Scioli prohibió el ingreso a esos locales después de las 2 de la madrugada, como así también establecer el cierre obligatorio de las barras una hora antes del final, y la veda a los delivery de alcohol entre las 21 y las 10, entre otras medidas.

El gobernador bonaerense también había asegurado que dialogó con su par de La Pampa, Oscar Mario Jorge, quien le adelantó que "se sumaría a esta iniciativa" de fijar un límite horario a los locales nocturnos para contener los desbordes generados por los jóvenes. Ahora, después de las consultas pertinentes, Jorge estimó que los horarios establecidos no dan lugar a "desfasajes" lo que haría innecesario modificaciones aunque reiteró que es una potestad de cada municipio.

Presupuesto.

El gobernador Jorge señaló que, en el preciso momento que dialogaba con este diario, estaba trabajando en los últimos números del Presupuesto provincial, que tendrá que elevar en los próximos días a la Legislatura. Dijo que había analizado el Presupuesto Nacional y que, en general, están contemplados allí las expectativas pampeanas, y que solicitó a los legisladores nacionales de nuestra provincia que consideren detalles y antecedentes en lo que tiene que ver con La Pampa, en cuanto a obras y aportes.

No quiso precisar la fecha en que enviará su Presupuesto a la Cámara de Diputados, y señaló que estaba "trabajando con Ariel Rauschemberger, el ministro de Hacienda, para terminarlo lo antes posible".

Al ser requerido acerca de si había recibido la solicitud del intendente de Santa Rosa, Francisco Torroba, de que le otorgara una audiencia para mostrarles los números de la municipalidad capitalina, Jorge indicó que "Ariel (Rauschemberger) ya recibió una carpeta".

¿La vio usted?, se le preguntó. La respuesta del gobernador no dejó lugar a dudas: "Después dicen que me meto en todo", ironizó. "Lo va a analizar Hacienda y después obviamente que vamos a tomar una decisión", afirmó. En síntesis, hoy por hoy, la reunión de Jorge con Torroba no aparecería precisamente cercana, a partir de esa respuesta del titular del Ejecutivo provincial.

Más adelante, y siempre vinculado a la relación de su Gobierno con Santa Rosa y General Pico, adelantó que tiene previsto para las próximas horas una reunión con directivos de Telefónica para considerar la situación de las dos municipalidades más grandes de la provincia con la empresa. "Será una acción de buenos oficios. Queremos saber si podemos mejorar la situación de Santa Rosa con respecto a este tema", explicó Jorge.

Política partidaria.

El gobernador no eludió referirse al accionar político dentro de su partido. "El reciente congreso en Macachín fue nada más que institucional y formal, para acordar cargos partidarios y manifestar el deseo del Partido Justicialista de trabajar juntos y evitar las diferencias" que, juzgó, involucran fundamentalmente a los dirigentes. "Pueden ser de primera o segunda línea", admitió, "pero en las bases no hay divisiones", analizó. "Marín (Rubén Hugo) es un dirigente con mucha experiencia, tanto entre nosotros como en el orden nacional, y estoy seguro que va a saber conducir el partido de la mejor manera", opinó.

Cuando se le consultó acerca de las expresiones que daban a legisladores nacionales pampeanos como integrando una línea propia "no kirchnerista", Jorge resaltó que "La Pampa siempre ha sido peronista" y consideró que no está mal que "tenga independencia como bloque pampeano. Lo que no está bien, en lo que no coincido, es en ir en una boleta del PJ y después colocarse en un bloque que hace oposición al Gobierno nacional. En ese caso uno tiene derecho a discrepar con algunas acciones pero no tiene derecho a ponerse en opositor, ese no es el rol. Además la oposición no debe serlo simplemente por serlo, sino que está para enriquecer ideas", sostuvo.

"¿Si eso es ser pragmático. No, es ser peronista", reafirmó Jorge.

Juicios.

No eludió referirse a dos juicios penales que en esta misma semana culminaron con la condena de responsables de delitos contra la administración pública. "Cuando la Justicia decide se terminó, no hay más nada para decir. Creo que está bien que estos juicios se hagan, tanto para las personas que están involucradas como por la misma sociedad que se interesa en el tema", concluyó.

Comentá la nota