Por ahora no habrá paros en las estaciones de servicios

El presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles del Chaco, Oscar Díaz, dijo que continúa el diálogo entre las autoridades nacionales y los representantes de la mesa que reúne a los distintos sectores de la actividad petrolera.
Tras recordar que las estaciones de servicio piden mejoras en la rentabilidad, y los trabajadores aumentos salariales, el dirigente indicó que mientras se mantengan las negociaciones no habrá medidas de fuerza que afecten la venta de combustibles.

Venta normal

Díaz indicó que mientras duren las conversaciones entre los distintos sectores ligados a la actividad petrolera no habrá paros en las estaciones de servicios y consideró que al menos hasta la semana que viene se mantendrá normal la venta de combustibles en la provincia.

“Está abierta la instancia de diálogo, y por lo tanto se decidió no anunciar por ahora ninguna protesta”, señaló el dirigente.

Consultado sobre la baja que registró el barril de petróleo en los últimos días y la posibilidad de que esa caída se traduzca en una reducción en los precios en los combustibles en la Argentina, Díaz recordó que como productor de petróleo el país mantuvo en los últimos años un precio relativamente estable del barril, independiente del precio internacional, lo que hizo que el valor de los combustibles a nivel local no siguiera la evolución que tuvo el precio del barril de crudo en el exterior.

A modo de ejemplo, recordó que en 2003 el litro de nafta súper costaba $ 1,89, mientras que en enero de 2008 registraba un valor de $ 2,20. En la actualidad el litro de la nafta súper está en $ 2,986.

No obstante, observó que la caída del precio de crudo debería asegurar que no habrá un aumento en los combustibles al menos en el inicio de 2009. “Todo depende de lo que decidan hacer las petroleras que hacen extracción en la Argentina”, explicó Díaz.

Reclamos

El titular de la Cámara de Expendedores de Combustibles del Chaco recordó que las estaciones de servicio reclaman una mejora en la rentabilidad y que la falta de respuestas a ese pedido había generado malestar en el sector, que amenazó con realizar un paro de actividades. “En la última reunión de la mesa multisectorial se acordó no avanzar con medidas de fuerza”, dijo Díaz y descartó que el nuevo año comience con escasez de combustibles.

Comentá la nota