Ahora van por la gloria, pero hace 59 años fueron a Devoto.

En 1950, ambos clubes no definían un titulo: el árbitro echó a los 22 jugadores, que terminaron presos.
Los jugadores de los dos clubes que el domingo 5 de julio irán por La Gloria, hace 59 años fueron derechitos a Devoto. En 1950, Huracán y Vélez protagonizaron uno de los hechos más insólitos de la historia del fútbol argentino: los 22 jugadores fueron expulsados por el árbitro y pasaron la noche en la cárcel de Devoto. Tenían tres días de arresto pero luego de varias gestiones fueron liberados a las 24 horas.

Se jugaba la fecha 19 del torneo de 1950. Vélez realizaba una buena campaña y se ubicaba sexto a cuatro puntos del líder San Lorenzo. Huracán, que el año anterior se había salvado del descenso tras jugar un desempate con Lanús, tenía 17 puntos, cuatro más que Quilmes que iba último. En Parque de los Patricios, Vélez ganaba 3-1. Cuenta la revista Goles: "En un ataque del cuadro fortinero se produjo un choque entre dos hombres, que se fueron a las manos y de inmediato se generalizó el pugilato con veintidós improvisados boxeadores, mientras el juez Meade -de lo peorcito del plantel británico- se iba a su camarín, suspendiendo el partido". Dicen que la incidencia, faltando cinco minutos, empezó cuando Lino Antonio Badín de Huracán (fue su segundo y último partido en Primera) increpó a Pablo Mallegni, de Vélez. Pero del escándalo fueron protagonistas todos. Así lo hizo constar el árbitro inglés en su informe.

Tras los incidentes, todos los jugadores fueron demorados en la Seccional 28 y se les aplicó la siguiente sanción: 3 días detenidos por desorden, pero no conmutable por multa. Entonces, los 22 jugadores fueron trasladados a la Alcaldía de Contraventores de Villa Devoto. Allí pasaron la noche del sábado 19 de agosto y casi todo el domingo. Afuera, familiares, dirigentes e hinchas de ambos equipos esperaban una resolución rápida. Antes de las 22 del domingo 20, y tras un día de muchas gestiones, finalmente fueron liberados.

El jueves 24 el Tribunal dio a conocer las sanciones. Antonio Di Pace, de Huracán, recibió 15 fechas. No por la pelea, sino por falta de respeto al Tribunal. Héctor Ricardo sufrió 10 fechas; Héctor Uzal, 8; Juan M. Filguerias, 6; y Néstor Naya, Ricardo Quiñones, Luis Bravo, Cesáreo Cortón, Francisco Arbios, Juan C. Giménez y Lino Badín, 5. Por el lado de Vélez, recibieron 6 fechas: Armando Ovideo, Miguel Rugilo, José Menéndez, Jorge Ruiz, Carmen Nápoli y Pablo Mallegni; y 5 para Víctor Curutchet, Angel Allegri, Domingo Scrugli, Orlando Costa y Osvaldo Zubeldía. Con suplentes, Vélez perdió chances en el torneo y Huracán tuvo que jugar otro desempate, esta vez con Tigre.

La gloria o Devoto. Una historia de ayer. También, una historia de mañana.

Comentá la nota