Ahora ganá vos.

LIGA NACIONAL: ATENAS 72 - GIMNASIA 57: Con la clara victoria, Atenas le pasó toda la presión a Peñarol, que no debe tropezar para seguir con el 1.
Su obligación la cumplió. Recobrando su solidez defensiva, esa característica que lo distinguió del resto en esta campaña, Atenas no permitió que Gimnasia se cargara a otro grande de visitante, tal como los sureños habían hecho con Peñarol hace dos semanas en Mardel. El 72-57 final fue un reflejo fiel de la superioridad que el Griego demostró sobre un rival peligroso, pero que anoche abolló el aro. Con el éxito, los cordobeses saltaron a la punta con un partido más. La presión se la pasó a Peña, que no podrá pisar en falso el fin de semana si quiere mantenerse como el N° 1 en la tabla.

El cuarto triunfo al hilo se logró de la mano de Gutiérrez, quien volvió a ser el mejor Leo. Con 20 puntos y una decena de rebotes, el olímpico hizo la diferencia. En el medio de la alegría, hubo una mala noticia: Bruno Lábaque se lesionó y hoy le van a hacer un estudio para comprobar la gravedad de su lesión en el aductor derecho. Su baja se suma a la de Locatelli, ausente anoche y por una semana más debido a un desgarro en el gemelo izquierdo. Los de Magnano reciben mañana a El Nacional y la próxima semana visitan a Quilmes y Boca.

Gimnasia aún puede soñar con entrar derecho a cuartos, aunque dependerá de otros resultados. Su nivel de anoche no le permite soñar demasiado con un objetivo muy superior al que figuraba en sus planes en el comienzo de la campaña. Ayer arrancó bien, pero se pinchó en el segundo cuarto y nunca más asustó a su rival. Dentro de un duelo plagado de errores, Gutiérrez clavó diez puntos en el cierre del segundo cuarto que cambiaron el destino del partido. Y esa tendencia se terminó de consolidar en el tercero, cuando Atenas clavó un parcial de 12-0 con seis de Laws y lo liquidó. La visita tardó 5m25s para anotar e hizo apenas siete en el período (todos de Franco). En el último, el Griego aflojó algo su intensidad, aunque jamás corrió peligro.

Comentá la nota