Ahora hay entrenamiento on line para empleados públicos porteños

La gestión Macri insiste con las clases de perfeccionamiento del personal y, para que no se pierdan horas de trabajo, capacitará desde el lunes vía Internet
Como si fuera el CEO de una multinacional, Mauricio Macri insiste en motivar a los 120.000 empleados que forman parte del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero al mismo tiempo no quiere que pierdan horas de su trabajo. ¿Cómo compatibilizar esta ecuación? Desde el lunes próximo, y hasta fin de año, 2.000 empleados públicos porteños comenzarán a cursar seminarios de capacitación por Internet, que se sumarán a otros 10.000 agentes que irán a las aulas hasta fin de año en horario laboral, previa autorización de sus jefes, desde ya.

"Muchos de los temas que se dan son idénticos a los dictados por universidades privadas, si hasta tenemos los mismos profesores", comentó Karina Spalla, directora del Instituto Superior de la Carrera (ISC), que depende del Ministerio de Hacienda.

Por ejemplo, contenidos referidos a liderazgo, comunicación efectiva, trabajo en equipo, resolución alternativa de conflictos, oratoria, gestión del cambio y planeamiento estratégico. Son distintos tipos de herramientas para que los líderes sepan cómo motivar a sus colaboradores, y así lograr un mejor desempeño, emulando a lo que ocurre en las grandes compañías.

Por otra parte también hay temáticas relativas al marco normativo general del gobierno, normas de procedimiento administrativo, de gestión financiera, contable y de control, que si bien ponen el foco en temáticas más tradicionales, "todo funcionario debe saber para poder acelerar la gestión cotidiana de su labor", se afirma puertas adentro.

Para incentivar el entrenamiento, en el gobierno ponen un anzuelo: los cursos aportarán puntaje a los agentes que ingresen en la carrera administrativa. Con la convocatoria mal no les fue: el programa que se agotó más rápido fue el de entrenamiento ejecutivo, que será lanzado hoy por Spalla, con 400 alumnos. Está destinado a todos los agentes que ejerzan funciones de conducción que reporten directamente a directores generales, subsecretarios, secretarios o ministros, bajo el objetivo de lograr la nivelación de conocimientos.

La premisa radica en modificar los viejos hábitos: "Tanto en cuestiones de procedimiento como en temáticas de redacción, los errores suelen ser los mismos en casi todas las personas que asisten a los cursos. Esto se debe, probablemente, a que la gente que ingresa a una repartición adopta las formas de quienes ya estaban ahí antes de su llegada, y los vicios adquiridos se van transfiriendo de unos a otros", admitió Mariana Sísaro, docente de Redacción Administrativa.

Comentá la nota