Ahora el Ejecutivo no descarta acordar una nueva prórroga con las empresas de transporte

Las empresas de transporte ya anunciaron las dificultades que tienen para cumplir con los plazos de instalación del nuevo sistema de tarjeta electrónica e incluso la falta de stock de esos elementos.
Ayer desde el Ejecutivo se reiteró que se aplicarán sanciones si el 15 de enero no está funcionando plenamente. Pero ante la inminencia del conflicto, el intendente abrió una puerta de diálogo y mañana acordaría una prórroga y un escalonamiento de los plazos.

Con el objetivo de “priorizar la situación de los vecinos”, el Ejecutivo municipal concedería mañana un nuevo plazo a las empresas del servicio de Transporte Urbano de Pasajeros para la implementación del nuevo sistema de tarjeta magnética.

Según explicó el propio intendente Marcelo Cascón a ANB “no seria una prorroga como la última, sino un cronograma de aplicación del sistema”, es decir el acuerdo de los plazos escalonados, tal como a través de los medios solicitaron las empresarios de Tres de Mayo y CODAO.

En un nuevo capítulo del proceso implementación total del sistema de tarjeta electrónica en el transporte urbano de pasajeros, el intendente Cascón convocó a los responsables de ambas empresas a una reunión mañana a las doce del mediodía.

“No queremos volver a llegar a una situación de confrontación con vecinos viviendo momentos desagradables, como la del pasado 22 de diciembre”, confió el jefe comunal. El tono elegido por Cascón se distancia de la dureza esgrimida por el secretario de Gobierno, Nelson Vigueras, quien el lunes reiteró que se aplicarán multas a las unidades que el 16 de enero sigan utilizando el sistema de venta de boletos.

El próximo 15 vence el plazo fijado por resolución municipal, que establece que los colectivos deberán dejar de manejar dinero arriba de las unidades. Sin embargo, en los últimos días las empresas ya manifestaron la “imposibilidad” de lograrlo y anunciaron que se quedaron sin tarjetas.

“Cuando hay un empresa que presta un servicio público concesionado por el Estado debe cumplir la normativa y las cláusulas impuestas por el estado”, manifestó Cascón y agregó que “las empresas -Tres de mayo y C.O.D.A.O- siempre encontraron algún planteo para demorar la implementación”.

Sin embargo no descartó poder renegociar los plazos “discutiremos tiempos, pero el sistema se va a implementar”, dijo.

En un intento por “bajar los decibeles de la discusión verbal”, el concejal Hugo Cejas se reunió ayer con el intendente para promover entre las partes “una discusión lógica para ver qué servicio queremos prestarle a la gente”, contó el edil.

El nuevo “mediador” quien también se había reunido con representantes de la UTA y de la empresa 3 de Mayo también participará mañana de la reunión y admitió que si los empresarios piden una prórroga para instalar el nuevo sistema “es factible” que se lo concedan, aunque aclaró que “habría que ver los razonamientos reales técnicos del no cumplimiento de los plazos”

Por su parte Cascón sostuvo que la decisión que tomen mañana será “sobre la base de la necesidad del cumplimiento de las ordenanzas, sobre la base de la real implementación de las empresas y con la mirada puesta en prestar un mejor servicio”. (ANB)

Comentá la nota