Ahora hay PRO disidente y Solá cuenta con 9 diputados

Ahora hay PRO disidente y Solá cuenta con 9 diputados
Los integrantes del sector justicialista opositor confían en sumar más adeptos, no solo en la Diputados, también esperan que se produzca la misma fragmentación en la Cámara alta.
La primera sesión ordinaria del año en la Legislatura bonaerense se abrirá con más cambios de los que se esperaban en cuanto al armado político. El jueves, diez diputados que integraban el bloque oficialista presentaron oficialmente la formación de la Unidad Peronista que será presidida por Osvaldo Mércuri, y que responderá directamente al ex gobernador Felipe Solá.

Por otro lado, la senadora del PRO Viviana Arcidiácomo anunció su alejamiento de las directivas de su partido a nivel nacional.

El alejamiento de los diputados peronistas quitó la seguridad de contar con los dos tercios del total de la Cámara, imprescindibles para aprobar proyectos sobre tablas.

Hasta ahora los diputados que responden abiertamente a Felipe Solá son, además de Mércuri, Ricardo Giacobbe, Mario Cura, Marcelo Di Pascuale, Ismael Passaglia, Marcelina Pérez de Ibarra, Patricia Rocca, Adalberto Simón y Burstein Nidia y Eduardo Fox.

Los peronistas disidentes más optimistas confían en sumar más adeptos, no sólo en la Diputados, también esperan que se produzca la misma fragmentación en la Cámara alta. Por cercanía a Solá, los nombres que suenan fuerte son los senadores Javier Mazza, Ricardo Bozzani y Néstor Auza.

Opinión de Auza

LA CAPITAL consultó al legislador tandilense, que aseguró que si bien tiene una buena relación con el actual gobernador Daniel Scioli y también con Felipe Solá; con este último hace mucho que no mantiene una charla. "No sé cuáles son las propuestas", agregó en referencia al nuevo bloque Unión Peronista.

Auza acompañó a Solá en el gobierno de la provincia y el año pasado mostró algunas discrepancias con el kirchnerismo en el conflicto con el sector agropecuario. En ese sentido "fijé una postura muy clara, yo como senador estoy representando a la región", dijo y añadió: "Desde el conflicto nos faltó comunicación y rigor técnico" para analizar la problemática.

En tanto desde los diputados del nuevo bloque que el año pasado aprobaron todas las iniciativas del Ejecutivo, aseguraron ahora que seguirán "apoyando las iniciativas del gobernador Scioli que beneficien a los bonaerenses", y pidieron tiempo para el análisis de las iniciativas a tratar. Por ahora adelantaron que en principio se opondrán a la denominada ley de blanqueo y al nuevo escalafón policial.

PRO disidente

La senadora del PRO Viviana Arcidiácomo, única representante de esa fuerza política en la Cámara alta bonaerense, oficializó ayer su alejamiento de la conducción nacional por estar en "desacuerdo" con el frente opositor conformado con Solá y De Narváez.

"Algunos empezaron a tomar las decisiones por mí, y yo si no me reúno no reconozco esas decisiones tomadas a espaldas de mis compañeros", afirmó la senadora bonaerense.

"La conformación de un frente político la tiene que resolver la asamblea provincial (partidaria). La negociación se tiene que discutir antes para entender los parámetros, los ejes prioritarios, si estamos de acuerdo", aseveró, y se preguntó si todos en el PRO están "de acuerdo en el tema seguridad como lo plantea De Narváez".

"Porque en lo personal, muchas de las cosas que dice no les encuentro contenido. No estoy de acuerdo con el mapa delictivo. Creo que es hasta peligroso. Y eso lo tenemos que discutir", aseguró.

"No es un buen mensaje para la sociedad"

El subsecretario de Asuntos Municipales de la provincia de Buenos Aires, Juan de Jesús, rebatió algunos de los motivos esgrimidos por diputados que formaron el bloque felipista bonaerense y aseguró que "el mensaje a la sociedad no es bueno" porque "ponen en riesgo la gobernabilidad y la representatividad frente a los ciudadanos".

A minutos de oficializarse el bloque Unión Peronista en la Cámara de Diputados provincial, conformado por legisladores que siguen al ex gobernador Felipe Solá, el funcionario negó que la Legislatura sea "la escribanía de la Provincia" como había manifestado Ricardo Giacobbe, uno de los integrantes de la flamante bancada. "Esto nunca fue así durante la administración de Daniel Scioli, según me han comentado los que hacen tiempo están ahí nunca han transitado tantos ministros para discutir proyectos, anticipar las leyes y siendo permisivos a que los distintos bloques perfeccionen los proyectos. Esta permeabilidad demuestra que no es cierto", indicó.

En cuanto al mensaje político de la división, el ex diputado e integrante del Ejecutivo desde el año pasado sostuvo que "cuando uno es elegido como representante del pueblo a quien debe la obligación es a la comunidad que los ha elegido". Y agregó que "si hay diferencias, discutirlas dentro del sistema y no planteando estas cuestiones que ponen en riesgo la gobernabilidad, la representatividad y la legitimación frente a los ciudadanos por los que fuimos elegidos".

En tal sentido, dedujo que "el mensaje a la sociedad no es bueno", y si bien reconoció como lógico "el debate y las discusiones en tiempo electoral", abogó por "sostenerse las herramientas de las instituciones que deben ser valoradas y sostenidas con un espíritu de unidad".

Por último Juan de Jesús enfatizó que esta ruptura "no abona nada a un momento de circunstancia donde hoy, más que nada los gobiernos y las representaciones y las estructuras políticas deben ser consecuentes y estar en sintonía con lo que la sociedad discierne".

Comentá la nota