Ahora dicen que no es un descontrol total

De acuerdo a representantes de las empresas y funcionarios municipales competentes en las cuestiones que fueron denunciadas, salvo algunas situaciones en el tránsito y estacionamiento de camiones que se están resolviendo, todo pareciera ser "normal" en el sector denominado del "molino".
Totalmente a la inversa de lo que manifestaron vecinos del lugar, no existe vuelo de polvillos porque las firmas cumplen con normas de seguridad y las medidas de contención reglamentarias, y dijeron que las sustancias volátiles son del propio ambiente y no generadas por el manejo de cereales y demás.

Asimismo, tanto funcionarios como de las empresas, aseguraron que no se observa en las calles presencia de granza ni cereal, a la vez que negaron que se envenenaran los camiones con cereal en la vía pública, tal como habían manifestado los vecinos.

En tal sentido, hubo coincidencias en que si eso ocurriera los vecinos debieran denunciar en lo inmediato, para constatar la falta y multar a quien corresponda.

A la reunión también habían sido convocados representantes de los vecinos denunciantes, pero no concurrió ninguno, lo que llamó la atención a los presentes. Incluso los representantes de las distintas empresas manifestaron que hubiera sido importante que estuvieran los habitantes de ese lugar para rebatir sus dichos, y a su vez plantear las situaciones desde ambas partes.

Para el caso de la circulación y estacionamiento de camiones, existe un compromiso de ambas partes- empresas y municipio-, de aportar al orden y controlar para que no se produzcan irregularidades. En tal sentido se ha dispuesto de un amplio espacio sobre terrenos de avenida del Trabajador para el estacionamiento y evitar que lo hagan en la calle, a la vez que se propuso facilitar los retomes para los equipos de gran porte en la avenida mediante el corte de algunas ramblas, además de ser necesaria la colocación de más cartelería indicativa del sentido del tránsito pesado y las prohibiciones existentes.

Así fue que todo lo que estaba mal en la reunión de concejales con vecinos, ahora cuando llegaron las empresas, con la mejor buena predisposición al diálogo, fue todo lo inverso, corroborado por funcionarios municipales. Y los vecinos invitados no estuvieron.

Comentá la nota