Ahora, el FCS dice que quiere reformar la ley de regalías

Este año, el Senado podría ser el disparador de los cambios en la ley de regalías mineras.
Tras cinco de años de aplicarse la ley de regalías mineras, ahora desde el Gobierno promoverían la introducción de modificaciones a algunos artículos. Y el polémico artículo Nº 5 de la ley, referido al destino específico de los fondos, será el primero en ser cambiado. Es que la multiplicidad de interpretaciones que dispara la ley sobre el uso de los fondos mineros generó diversas confusiones y controversias respecto del empleo de éstos. (Ver aparte).

Y fue la presidenta provisoria del Senado, Marta Grimaux (FCS), quien anticipó que este año debería revisarse la polémica ley. De hecho, la dirigente renovadora sólo transmitió una idea analizada y acordada en el seno del Gobierno.

"Se necesitaría revisar y replantear algunos artículos de la ley de regalías mineras. Probablemente haya que estudiar nuevamente algunos de los artículos relacionados con el destino que se le da, en cada departamento, a las regalías mineras. Esto es a los fines de que se precise concretamente el alcance de los mismos", manifestó Grimaux a El Ancasti.

Y agregó: "También queremos que se establezcan los controles. Queremos evitar que, por una amplitud de interpretación, se le dé un destino diferente a estos fondos".

La afirmación de Grimaux responde a una persistente observación efectuada en diversas oportunidades por este diario respecto a la utilización de los fondos mineros a partir de una ley poco clara. Y de hecho, existen diversas iniciativas de legisladores de la oposición para enmendar las displicencias de artículos confusos.

Escandaloso

El año pasado eclosionaron diversos escándalos en municipios del interior, justamente, por el destino de los fondos de regalías mineras.

La suspensión de dos intendentes y causas penales abiertas es el epílogo del manejo discrecional de las regalías mineras.

La desprolijidad con la cual se utilizaron los dineros de un recurso no renovable fue una constante. Y falta que el Gobierno provincial brinde explicaciones sobre el manejo de estos fondos, por las operaciones financieras -movimientos de la cuenta- y la inversión adecuada. Durante la gestión de Oscar Castillo, el entonces ministro de Gobierno Pedro Casas reconoció que ante la crisis que atravesó el país durante 2001-02 habían tenido que afrontar el pago de sueldos con fondos de las regalías.

Una vez aprobada la ley, a fines de 2004, igual situación se vivió en los municipios. Es que los intendentes, bastante complicados con el pago de haberes debido a la exagerada planta funcional en algunos casos, echaron mano a los fondos en más de una oportunidad para hacer frente con diversos compromisos.

Desde becas laborales hasta el pago de certificados de obras inexistentes, todo cabe en el desmanejo de las regalías.

El Tribunal de Cuentas no da a basto con las denuncias promovidas por los diferentes Concejos Deliberantes.

POLÉMICA

 Los conflictos de tipo institucional en los diferentes municipios del interior formaron parte de un año convulsionado. El Tribunal de Cuentas tiene varios informes por realizar al respecto.

Comentá la nota