"Ahora los demás me van a querer ganar a mi".

El héroe del Dakar 09 cuenta cómo ya se prepara para la próxima edición que correrá junto a un hermano. Mientras, va a probar un TRV6.
La fama le llegó un mes antes de cumplir los 29. Nada será igual para Marcos Patronelli, tras el Dakar 09: "Sí, claro que me cambió la vida. Por lo que pasó y por lo que va a pasar. Brindé con mi familia por el Año Nuevo y salí para Buenos Aires. Pero el año que viene se larga el 1° de enero. Ni siquiera voy a poder brindar. O voy a brindar arriba del cuatri...

-Al menos vas a brindar con tu hermano...

-Sí, vamos a correr juntos para tratar de ayudarnos. Alejandro va a cumplir 31. Y tiene las mismas condiciones de manejo que yo. Desde los 4 años que corríamos en un patio de mi casa... Realmente, tenemos el mismo nivel. Es más, él es más tranquilo.

-¿Y si va más rápido?

-No, le pongo la pata, lo freno, je... No hay problema. Es más, para ayudarlo, le voy a contar toda mi experiencia, le voy a decir todo. Porque en el Dakar nadie te dice nada. Cómo moverse, cómo trabajar la hoja de ruta, qué hacer cuando llegás...

-¿El ambiente Dakar es muy hostil?

-Recién el 3 de enero, cuando largué, empecé a conocer el sistema de la carrera. Antes, nadie me dijo nada. Para quien nunca lo corrió es complicado. Es verdad que mucha gente tira junta, pero mucha otra no. Yo no pude tirar con nadie. Fuera de carrera es un buen ambiente, pero en carrera cada uno se cuida a sí mismo.

-Con Alejandro sí van a poder tirar juntos...

-Y hablar... Claro, no sabés lo importante que es. No es una cabeza para pensar la carrera, sino dos...

-¿Y si uno de los dos tiene algún problema?

-Bueno, uno tirará para adelante, en la pelea, y el otro tratará de ayudarlo. Vamos a ver cómo se da la carrera... Como cuando corremos en la Argentina.

-¿Te puede ayudar a ganar tu categoría?

-En Dakar, llegar es ganar.

-¿Haber sido 2° no te motiva a buscar el triunfo?

-Te podría decir que no demasiado. Este año yo quería llegar. No me importaba si primero o último. Y sigo pensando lo mismo. En el Dakar no podés ir pensando en tal o cual puesto, o encarar la carrera pensando que vas a salir a ganar. Hubo tipos que se quedaron faltando 30 kilómetros. El Dakar es muy traicionero. Por supuesto que me entusiasma la posibilidad de ganar. Para eso compito. Pero ¿sabés lo que pasa? Es muy difícil de entender qué significa llegar en una carrera así...

-Para los demás ya no será lo mismo tenerte adelante o atrás...

-No, claro. Yo ya sé que ahora los demás me van a querer ganar a mí.

-¿Te pesará esa presión?

-No creo. Quiero mantenerme en que en el Dakar hay que llegar, sin importar si me dicen: dale que venís 5°, último o primero...

-¿Qué pretendés para el Dakar 2010?

-Darle más velocidad al cuatriciclo. Eso es fundamental. Este año yo tenía 30 kilómetros menos que (Josef) Machacek...

-El checo ganó la carrera por buena diferencia. ¿Te considerás mejor piloto que él?

-Y... mirá. Muchas veces me sacaba ventaja en lo derecho por la mayor potencia de su Yamaha, pero yo en las zonas trabadas me mataba y lo alcanzaba. Una vez piché una goma y me pasó, pero al rato lo alcancé. El me felicitaba todos los días...

-¿Pura muñeca?

-Soy un tipo muy aguerrido arriba del cuatriciclo. Me mato por ir lo más rápido posible.

-¿Cuánto hay de hoja de ruta y cuánto de intuición y manejo?

-Yo fui todo por la hoja. Si no la seguís no llegás a ningún lado. Podés seguir el camino del de adelante, pero si se equivoca él, fuiste...

-¿Sólo querés mejorar la velocidad final?

-También el apoyo del equipo. Mirá, mi mecánico era brasileño y, claro, siempre prefería trabajar en el cuatri de un brasileño que estaba en el equipo... No me daba la bolilla que me tenía que dar. Durante las primeras etapas hacía yo de mecánico... A pesar de eso, quiero correr con el mismo equipo, el MD pero ajustando detalles. Y con la misma marca. La Can Am es una marca nueva, pero anda muy bien. Es mucho más resistente que las japonesas.

-La semana que viene viajás a Canadá...

-Sí, voy a arreglar todo. Y en junio voy a correr un mini Dakar en Córdoba. Va a estar muy bueno para ir preparándose. También voy a correr en la costa y a ver el Rally Mundial...

-¿Cuándo vas a empezar la preparación específica?

-El año pasado la empecé tres meses antes. Hacía bicicleta, gimnasio, corría... Y si no me hacía 500 kilómetros diarios desde Las Flores a la costa, por el campo. Este año voy a empezar antes y lo haré con mi hermano... Al menos, voy a tener compañía: una vez rompí la correa en el medio del campo... Decí que estaba cerca de un pueblo.

-En el 2010 se repartirán las etapas entre Argentina y Chile.

-Yo quiero mucho al público chileno pero el argentino es más pasional, mucho más fierrero. Los pilotos de afuera no entendían nada cuando veían a la gente... Nada que ver con Africa. Les preguntaba y me respondían: "Están todos locos". Me gustaría que se corriera más en Argentina, pero yo voy a correr a cualquier lado...

-¿Cuál fue el momento crítico de tu Dakar 09?

-Todos. Las dos primeras etapas son fáciles. Después decís: "¿¡Cómo me mandan a correr por acá!?". Piedras, cortadas, pozos, caminos, ruta, la nada... No, en el Dakar todos los momentos son críticos...

Comentá la nota