Ahora es Daniel Polti quien se atrincheró en el municipio

Al igual que hizo días atrás Mónica Hernández, el intendente de Recreo, Daniel Polti, rechazó la suspensión dispuesta por el Concejo Deliberante el miércoles y se atrincheró en la sede comunal, según dijo, para "que no se violente la voluntad popular de los ciudadanos", y porque "tengo que estar en el municipio tratando de resguardar sus bienes, porque no son míos, son de la comunidad".
Mientras su abogado planteó rápidamente ante la Corte el conflicto de poderes -a diferencia de Hernández, que tardó más de dos semanas-, el intendente cargó contra el oficialismo y dijo que "detrás de estos conflictos en los municipios hay una asociación bien clara del Gobierno y de Luis Barrionuevo, por esta interna que tenemos en el peronismo, y muchos se aprovechan de eso".

Puntualmente, señaló la actuación de la concejal barrionuevista Ingrid Barrera, a quien los concejales hicieron jurar al frente del Ejecutivo.

El edificio municipal permaneció cerrado y los empleados no pudieron ingresar a trabajar. Sólo se cumplieron algunas tareas mínimas, como recolección de basura.

En la presentación ante la Corte, Polti objetó distintos aspectos de la sesión que lo desplazó del Ejecutivo por noventa días. Particularmente, apuntó contra la composición del tribunal de juicio político.

Comentá la nota