Ahora, por la crisis, sube el precio de los combustibles.

En Santiago el incremento se registró en Petrobras-YPF con valores que llegan a $3,30 para la nafta Súper, $3,70 en el caso de la Premium y $2,85 en el gasoil. En Buenos Aires, la mayoría de las marcas actualizó valores, y lo justifica en el alza del dólar y la carga impositiva.
Atribuyendo baja rentabilidad, desde el pasado lunes, las naftas subieron alrededor de un 7 por ciento, mientras que en el gasoil fue de entre un 4 y 5% en el mercado local.

Dentro de lo que implica esos parámetros, si recorren las distintas estaciones de servicio seguro encontrarán variantes de centavos.

Así lo indicó Marcela Dapello, quien sostuvo que “lo que hicieron fue acercarse a los valores de otras petroleras que comercializaban a precios altos y había diferencias muy marcadas, por lo que ahora se acortó la brecha”.

Hasta el momento, en todas las estaciones de servicios correspondientes a la petrolera YPF, mayor proveedora del mercado, las alzas están incorporadas.

A modo de ejemplo, la integrante de la Cámara de Expendedores de Santiago del Estero indicó que “la nafta Súper cuesta entre $3,10 a $3,30, dependiendo de la estación de servicio. La Premium oscila los $3,70. Mientras que no hubo variaciones en la Ecológica y la Común. Y el gasoil cuesta entre $2,79 y $2,85”.

Por otra parte, Jorge Saad sostuvo que el alza estaba estipulada considerando que las grandes petroleras ya tenían valores elevados desde hace aproximadamente un mes.

En cuanto al abastecimiento, sostuvo que si bien están cubiertos con los cupos correspondientes, de prolongarse los cortes el fantasma de la falta de combustible está presente.

De todos modos, dijo que por el momento los camiones están llegando en tiempo y forma.

Por su parte, Dapello sostuvo que “debido a que las ventas en febrero y lo que va de marzo fueron menores en comparación con años anteriores, si se atrasa un camión (por los cortes de ruta de los productores) no habría problemas porque aún queda combustible del cupo otorgado”.

Cabe mencionar que YPF atribuyó el incremento a una baja rentabilidad producida por el aumento de la cotización del dólar, ya que el petróleo y los insumos químicos para refinarlo cotizan en la divisa estadounidense.

Comentá la nota