Ahora como candidato, Lavagna se reencontró con Schiaretti

Ahora como candidato, Lavagna se reencontró con Schiaretti

El economista y Urtubey visitaron al gobernador cordobés; no se veían desde la ruptura de Alternativa Federal

Dos meses después del entredicho que mantuvieron por las internas de las PASO, que aceleró la desintegración de Alternativa Federal, ayer se reencontraron en Córdoba el gobernador Juan Schiaretti yRoberto Lavagna, ahora como candidato a presidente de Consenso Federal, junto a su compañero de fórmula, el mandatario salteño, Juan Manuel Urtubey.

Schiaretti, que tras ese cortocircuito se recluyó en Córdoba y presentó una boleta "corta" de candidatos a diputados nacionales para las PASO, sin atadura con ninguna fórmula presidencial, difundió un escueto comunicado tras la reunión, en el que señaló que se "abordaron algunos temas de interés común".

Lavagna y Urtubey, por su parte, aprovecharon la visita para reforzar ante los cordobeses el mensaje contra la polarización, al afirmar que un 40% del electorado no quiere ni al macrismo ni al kirchnerismo. "Nosotros desde un principio dijimos: ni un extremo ni el otro: ni Cristina ni Macri. Fueron dos gobiernos de ocho años de fracaso y de economía estancada", sostuvo Lavagna.

Ads by scrollerads.com

Más temprano, el economista encabezó una reunión con unos 50 empresarios de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en la Argentina (Amcham), quienes lo consultaron intensamente por la reforma laboral. Lavagna sostuvo que, tal como la plantean el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI), "como una precondición" para crecer, la reforma "difícilmente pase en el sistema político y sindical argentino". Resaltó que es necesaria para ganar competitividad, pero que "no se puede hacer con una economía estancada: solo en una economía funcionando se puede encarar".

"Para que pase una reforma con sustancia, con impacto, primero hay que hacer marchar la economía", agregó, para valorar como "positivo" el acuerdo trazado entre el Mercosur y la Unión Europea. Dijo que "hace bien abrirse e integrarse al mundo", pero advirtió que "no hay que confiarse en que faltan muchos años" para hacer los cambios necesarios.

Coment� la nota