Ahora Chávez niega estar incentivando una guerra con Colombia y los Estados Unidos

El mandatario bolivariano rechazó ayer las críticas internacionales a su objetivos bélicos. Aseguró que él solo está llamando al pueblo y a los soldados para defender Venezuela de ataques extranjeros
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, negó el martes estar llamando al país a prepararse para una eventual guerra con Colombia, en medio de una creciente tensión entre las dos naciones derivada de un nuevo acuerdo militar entre Bogotá y los Estados Unidos.

El mandatario llamó el domingo a sus compañeros militares a prepararse para la guerra y ayudar al pueblo a hacerlo, a lo que Colombia respondió anunciando que presentaría el caso ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y la Organización de Estados Americanos (OEA).

"Ahora me están acusando, pero por todos lados, que estoy llamando a la guerra (...) lo que he llamado es a mi pueblo y a mis soldados a que nos preparemos más para defender a este país de la amenaza que significa siete bases militares aquí mismo en Colombia", dijo Chávez el martes, durante un acto en el que calificó al Gobierno de Bogotá de cínico. "Todas esas acusaciones de guerrerista que ahora me están haciendo en las últimas 48 horas que Chávez llama a la guerra, que Chávez está tocando los tambores de la guerra, no", agregó el mandatario.

El presidente congeló en julio las relaciones diplomáticas con Bogotá y ordenó llevar al mínimo las multimillonarias importaciones desde el país vecino por permitir una mayor presencia militar norteamericana en bases colombianas, acuerdo criticado por varios líderes sudamericanos.

Chávez dijo que las bases serán usadas para que los Estados Unidos espíen a los países de la región, para hacerse con el control de los ricos recursos naturales y atacar gobiernos que le sean hostiles.

Analistas creen que tanto Chávez como su colega colombiano, Álvaro Uribe, podrían capitalizar beneficios electorales a raíz del conflicto, que está causando una merma importante en el comercio bilateral y podría generar un incremento del riesgo político para las inversiones.

Hace pocos días Venezuela reforzó militarmente varios puntos en los más de dos mil kilómetros de frontera que comparte con Colombia -donde operan guerrilleros, grupos irregulares, narcotraficantes y contrabandistas- después del asesinato de dos soldados en un confuso incidente.

Comentá la nota