"Por ahora hay un bloque, pero no se descartan futuras rupturas"

Las disidencias macro entre De Narváez y Macri podrían repercutir en el seno local. "Hoy existe un entendimiento al 100 %", matizó Ersinger. Inseguridad e inversiones serán los primeros proyectos.
Las rispideces políticas entre Mauricio Macri y Francisco De Narváez, quien anunció que competirá en la interna abierta del justicialismo, podrían tener sus repercusiones en el nivel local, ya que el bloque que ayer inauguraró Unión Pro, con el binomio Mario Bracciale y Claudio Ersinger, podría fracturarse en un futuro.

Así lo dejó trascender ayer el productor rural enrolado en el macrismo, quien si bien aclaró que "hoy estamos en un entendimiento del 100 %", no descartó que las estrategias en el mediano o largo plazo lleven a bifurcar los caminos dentro del Concejo Deliberante.

"Nosotros miramos la realidad local. Si podemos mantener el bloque en forma conjunta lo haremos, pero si por una cuestión de convenciencia necesitamos separarlo, lo haremos. Esto no significa que podamos trabajar en puntos de consenso", fueron las palabras de Ersinger transmitidas a LA VOZ.

El acuerdo entre el felipismo, el macrismo y las huestes del "colorado" se fue debilitando desde las elecciones del 28 de junio, sobre todo por las aspiraciones de los tres popes con vistas a 2011. Estas diferencias, si bien nadie lo confirma oficialmente, también tendría eco en el ámbito serrano.

Sin embargo, el hombre de la cuenca lechera "Mar y Sierras" ratificó que por ahora "estamos en un entendimiento 100 % dentro de Unión Pro, con una identidad muy clara respecto de la pertenencia partidaria de cada uno".

Con Fabián Grasso como secretario de bancada, Unión Pro anticipó que en la primera etapa del período parlamentario "acompañaremos todas las decisiones de sentido común, vengan de donde vengan".

No obstante, Ersinger aseguró que "dentro del bloque podemos tener opiniones diferentes, la idea es manejarnos con libertad".

Sobre el proyecto de reforma política que establece las internas abiertas y obligatorias, el flamante concejal las consideró "saludables" para la democracia, porque "esto significa que conducirá que quien tenga mayor apoyo conduce y el que pierde acompaña, estoy es muy positivo para construir una democracia sólida".

"EL TRANSITO ES UN CAOS"

Luego Ersinger adelantó algunos lineamientos que intentará desarrollar la bancada de Unión Pro, sobre todo en temas como "la inseguridad como asunto urgente, y luego, a mediano plazo, lograr mayor inversion y desenvolvimiento económico en el partido".

Sobre su debut en el campo legislativo, el entrevistado manifestó que "recién empiezo, tengo que dar pasos cortos y firmes para hacer experiencia, aunque hay un equipo de gente que trabaja con nosotros y ya relevó las necesidades y alternativas a poner en marcha en Tandil".

Subrayó más tarde que "en poco tiempo tendremos avanzados los primeros proyectos a presentar. Aunque debo ser sincero y bajar un poco la expectativa que depositamos en la labor parlamentaria. Hay muchas leyes y ordenanzas que ya existen y no se cumplen".

Ejemplificó el concepto con la situación del tránsito en la ciudad, "cuyo control hay que profundizar para que se cumplan las leyes viales".

Paralelamente, llamó Ersinger a resolver el problema habitacional en la ciudad, puesto que "la cifra de gente que no tiene vivienda es muy importante. Hay que analizar muy profundamente alternativas a los planes que ya están en marcha, que evidentemente son insuficientes".

Por último, el edil macrista llamó a "no caer en la demagogia de cuestiones impracticables, ni tampoco depender solamente de Nacion y Provincia, porque esto le crea bajas expectativas a la gente que no tiene un techo para vivir".

Comentá la nota